Typography

Dinero(CNNExpansión) El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que América Latina y el Caribe crecerán 3.2% en 2012 y 3.9% en 2012; pese a que esa estimación se mantiene por arriba del promedio global, se vislumbra una desaceleración respectiva de 0.2 y 0.3 puntos porcentualespor la incertidumbre sobre Europa y un menor ritmo de crecimiento en China, país clave para el comercio en la zona sur de la región.

Después de haber sido un ejemplo de cómo debía conducirse una región libre de desequilibrios de deuda y distorsiones en el sistema financiero, América Latina enfrenta ahora sus propios problemas, coinciden especialistas.

Por un lado, la poca credibilidad en la confianza de las políticas de ajuste en la Zona Euro pondrá presión a los mercados financieros, además de que la reducción en la demanda de bienes primarios por parte de China mermará las exportaciones.

"América Latina tiene a su favor que el consumo y exportaciones interregionales son robustas, eso le permitirá hacer frente a choques externos; sin embargo, la incertidumbre global sí impactará las expectativas, que podrían seguir cayendo e incluso colocarse por debajo de su potencial por un periodo prolongado", señala el director de las carreras de Economía de la Escuela de Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Santa Fe, Raymundo Tenorio.

Brasil tendrá un crecimiento de 1.5% este año y 4% en 2013 de acuerdo con las previsiones del FMI. La expectativa de crecimiento para el país en 2013 sufrió una baja de 0.7 puntos porcentuales, la más pronunciada en la región.

"Se espera que China se siga desacelerando y la demanda mundial de muchas materias primas caiga, eso se ve reflejado en las expectativas de crecimiento de Brasil, Argentina, Chile y otros países en vías de desarrollo", explica el economista independiente y ex colaborador del Banco Mundial Diego Castañeda.

"Por otro lado, la austeridad en Europa no ayuda en nada, lejos de reducir sus déficits los agrandan, la austeridad está contrayendo la demanda que pudiera favorecer a América Latina", recalca.

Los grandes retos

Los analistas coinciden en que la desaceleración pone sobre la mesa los retos estructurales de cada economía, pues mientras Brasil lidia con la abrupta llegada de capital extranjero y la creciente inflación, Argentina enfrenta dificultades que podrían traducirse en desequilibrios en su balanza de pagos.

"La región ha tenido un avance favorable pero eso no los exenta del riesgo y volatilidad de los flujos de capital externo. Ante la incertidumbre, los mayores retos conjuntos serán evitar el proteccionismo arancelario, trabajar en la credibilidad para la atracción de capitales de largo plazo para los sectores productivos y resistir la tentación de usar el tipo de cambio como herramienta para aumentar exportaciones", advierte Raymundo Tenorio.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) señala en su informe de Estabilidad Financiera que las economías emergentes de Asia y América Latina en general lucen más resistentes; sin embargo, destaca que muchos de los países están expuestos a riesgos de crédito.

"El margen para desarrollar políticas de estímulo es limitado en varias economías, sobre todo en las que hubo expansiones de crédito recientes, pues no tendrán espacio para un relajamiento de la política financiera", indica el organismo.

"Las autoridades deben mantener la guardia alta y navegar por los desafíos específicos de cada país, eso ayudará a evitar las amenazas externas e internas. Las economías emergentes deben mantener el desarrollo  de los mercados de capital locales a fin de reducir su vulnerabilidad a una reversión de los flujos de capital".

México ‘se cuece aparte'

México es uno de los referentes más importantes en América Latina, pero ante la desaceleración global presenta una situación diferente a la del resto de la región.

"Las condiciones de México y el resto de América Latina son distintas, Brasil y Chile, por ejemplo, son economías que están mucho más ligadas al desempeño de la economía China, mientras que en México los mayores vínculos no son con Europa o China, sino con Estados Unidos", señala el analista del equipo económico de JP Morgan en México Iker Cabiedes.

El FMI prevé una desaceleración de 0.1 y 0.2 puntos porcentuales en el crecimiento previsto para 2012 y 2013; sin embargo, estará más ligado al comportamiento de la economía estadounidense que deberá enfrentar un déficit calculado en 1.1billones de dólares para el año fiscal 2012.

"Para Estados Unidos uno de los riesgos es el ajuste fiscal, pero no hay razón para pensar que se realizará una corrección agresiva. Es posible que se vea una estrategia de ajuste gradual con miras a proteger la evolución de la economía estadounidense", explica el analista.

Así, aunque la moderación del crecimiento económico se traduzca en un ritmo más lento para la expansión en México, la economía podría verse beneficiada por la desaceleración de China, pues según afirma Iker Cabiedes, las ventajas competitivas destacan en la medida en que se modera la expansión de naciones asiáticas.

"México y China compiten en algunos rubros del sector manufacturero, y México ha venido ganando terreno en materia de competitividad, sobre todo en el sector automotriz, en este escenario, los altos precios del petróleo y la localización geográfica toman mayor relevancia a favor de la economía mexicana", añade.

Fuente: CNNExpansión / Por: Viridiana Mendoza Escamilla

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.