Typography

Cada día el mundo se transforma mucho más rápido debido a la llegada de tecnologías como el internet, las computadoras, la inteligencia artificial, las impresoras 3D, la robótica y las modificaciones genéticas entre otras tecnologías que están revolucionando al mundo, dejando obsoletas industrias y generando otras nuevas.

De acuerdo con un reporte del Foro Económico Mundial, sobre el futuro de los empleos y las habilidades necesarias para el futuro laboral, aproximadamente el 65% de los empleos que tendrán niños que hoy cursan primaria aún no existen y las principales habilidades para el 2020 en el mercado laboral serán “soft skills”, es decir: la solución de problemas complejos, pensamiento crítico, creatividad, manejo de personal, inteligencia emocional, toma de decisiones, orientación al servicio, negociación e improvisación.

Los robots y las máquinas podrán ayudarnos a actuar de manera rápida, eficiente y obtener enormes cantidades de datos, sin embargo, la creatividad seguirá siendo una importante habilidad humana en el mercado laboral.

Ante estos enormes cambios en el mundo surge la duda: ¿cómo preparar a los niños para un futuro que será muy diferente al mundo actual?

Para hablar de este tema hemos entrevistado a Guillermo Garza, fundador y CEO de Dadbox (startup que usa un modelo educativo en donde los padres son mentores de sus hijos y que actualmente tiene una campaña para sumar socios en Playbusiness). Guillermo nos da 7 consejos para preparar a nuestros hijos para el futuro:

1.- Más que preparar a tus hijos para el mundo de hoy piensa en, ¿cómo será el mundo en los próximos años?, las caricaturas japonesas son algo muy interesante para ver cómo podría ser el futuro y un hobby que podrías tener con tus hijos, lo importante está en entender que ellos vivirán en un mundo muy diferente y hay que prepararlos para él.

2.- Se enseña con el ejemplo, la mejor forma de inculcar a tus hijos un buen hábito es que vean que tú lo tienes: es difícil pedirle a tus hijos que coman saludable si te ven comiendo comida chatarra.

3.- No estás sol@, usualmente a las mujeres les es más fácil pedir ayuda que a los hombres, pero pedir consejos nos puede hacer la vida mucho más fácil, además muchas veces estudiamos para ser buenos en nuestra profesión pero nadie nos enseña cómo ser buen papá o buena mamá. Por eso para nosotros es muy importante dar un acompañamiento a los padres con psicólogos y pedagogos. Asimismo, nos interesa que las dinámicas sean divertidas tanto para los papás como para los hijos y así lograr que pasen un buen rato juntos, en familia.

4.- Aprende a conocer a tus hijos, hazles preguntas para saber más a detalle cómo son, recuerda que ellos no son necesariamente como tú en gustos y habilidades. Nuestro método de enseñanza está basada en la teoría de las 7 inteligencias, por lo que nos enfocamos bastante en que los padres descubran cuáles de estás 7 inteligencias tienen más desarrollada sus hijos y así los logren entender y apoyar de una manera más asertiva.

5.- No es tema de dinero, muchos padres creen que dándole lo que ellos no tuvieron a sus hijos ya cumplen como padres. Sin embargo, los niños valoran mucho más el tiempo de calidad que pasas con ellos. Por eso nos enfocamos en Dadbox en dar materiales que les permitan pasar un buen rato en familia.

6.- Permite el fracaso, a diferencia de la Era Industrial donde era importante conocer procesos y seguirlos, con un método educativo fijo y rutinario, la Era Digital es una era con mucha volatilidad, incertidumbre y cambios, por lo que la creatividad y la agilidad serán habilidades muy importantes para resolver problemas nuevos que surgirán, pero es indispensable saber que el que propone algo diferente tiene alta probabilidad de fallar. En tu casa tu hijo debe poder jugar de local, sentirse apoyado y no juzgado de intentar nuevas cosas, aunque falle.

7.- Ayúdalos a descubrir su pasión y sus talentos, más que forzarlos a aprender algo que tú les quieres imponer, "en el siglo XXI es muy importante seguir estudiando constantemente y poder desaprender, por lo que es muy importante alentar su curiosidad, algo que les servirá para toda la vida” , comenta Guillermo.

Antes de la Era Industrial la educación era personalizada y basada en el modelo de mentores, con la industrialización esto cambió debido a que se necesitaba formar a toda una generación de niños y jóvenes para el nuevo mercado laboral. Aún así, es claro que el modelo educativo estandarizado ya es obsoleto y la mejor forma de preparar a las nuevas generaciones es ayudarlos a cuestionar su entorno y a buscar soluciones con un acompañamiento de los mejores mentores: sus padres.

Fuente: www.entrepreneur.com  / Por: Edwin Moreno

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.