Typography

GUADALAJARA. – Alejandrina González Reyes soñó con una sola cosa durante su niñez y adolescencia: tener una computadora nueva. Hoy, la joven mexicana ha cumplido su deseo y a su corta edad ha deslumbrado con el desarrollo de sus aplicaciones al mismo Steve Wozniak, cofundador de Apple, y Tim Cook, director ejecutivo de la firma creadora del iPhone.

“Sin saber cómo programar empecé a hacer una app y todo era error tras error, (crash, crash, crash), pero a los tres días ya tenía mi primera app”, dice en entrevista Alejandrina González Reyes, la joven mexicana de 19 años que es considerada uno de los talentos que revolucionará la programación y, si es posible, a la misma Apple. A sus 16 años, Alejandrina nunca tuvo el apoyo de un asesor o de una educación universitaria que la introdujera al mundo de la programación ni el apoyo de sus padres. Todo lo aprendió sola y, en el silencio informático, nació una programadora que conquista a los máximos jerarcas de Apple.

Las únicas herramientas que acompañaban a la adolescente eran los tutoriales en internet, pero nada más. Un año después, Alejandrina ya contaba con tres aplicaciones (apps) en la tienda de la manzanita. Los códigos se han convertido en la compañía de esta joven mexicana. En la actualidad, Apple no pierde la vista de esta mexicana, ya que la empresa de California se encuentra atenta a las innovaciones que los desarrolladores puedan traer a sus plataformas. Alejandrina González conoce algunos actos de magia. Pero el verdadero acto de fantasía de esta joven mexicana radica en el talento que ha deslumbrado a Steve Wozniak y que lo convirtió en su amigo.

El encuentro con Apple

Steve Wozniak es uno de los invitados principales al Campus Party 2017, pero no viene solo a la fiesta que se desarrolla en Guadalajara desde hace cuatro años. Su invitada y amiga se llama Alejandrina, quien ingresó este año a la Universidad de Stanford con una carta de recomendación de Apple. Wozniak y Steve Jobs fundaron Apple en 1976. González Reyes no imaginaba en el pasado que pudiera conocer a uno de los personajes cruciales en la historia de su empresa favorita. Alejandrina González nació en Metepec, Estado de México. Ella siempre estuvo interesada en conocer lo que está detrás del funcionamiento de una app y no evitó la tentación de diseñar sus propias aplicaciones para entender comprender el origen los habitantes en los dispositivos móviles.

Todos los días, la adolescente pedía a sus padres que le compraran una computadora. A sus 15 años, la mexicana logró convencer a sus mayores y obtuvo una computadora en su nuevo lugar de residencia en Miami, Estados Unidos, lugar en donde trabajaría su padre. A los tres días de haber adquirido su equipo de cómputo, Alejandrina ya tenía su primera app y una semana después estaba se podía adquirir en la Apple Store. La puerta de entrada a la firma de la manzana se había abierto. Después de un año y mejorando sus habilidades, la nueva desarrolladora entró a un concurso que la llevaría al mayor congreso de desarrolladores para Apple.

Durante la Conferencia Mundial de Desarrolladores 2015 (WWD, por sus siglas en inglés), Alejandrina conoció a Tim Cook, director ejecutivo de Apple, gracias una beca que la tecnológica otorga a tan solo 350 personas. “No lo podía creer. Él venía hacía a mí y yo fui la primera a quien saludó. Y preguntó: ‘¿De dónde eres?’ Le dije: ‘Soy de México’”, recuerda González Reyes sobre su encuentro con Tim Cook. El mismo Cook felicitó a Alejandrina al terminar el equivalente a la Educación Media Superior, ya que la recuerda muy bien desde su último encuentro.

Su vida cambió de forma positiva. González Reyes anhelaba ingresar a la Universidad de Stanford o al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), por mencionar algunas. Su tenacidad y el apoyo de Apple a través de una carta de recomendación le hicieron obtener un lugar en su primera opción profesional. Las lágrimas en su rostro no se hicieron esperar al ver en su correo la palabra “Congratulations”, al ser notificada de su logro. Todos los recuerdos vienen a su mente al contar su propia historia.

Otro de los grandes momentos que han marcado su vida es el encuentro con Steve Wozniak, quien la recuerda por su talento y los actos de magia de Alejandrina.   Amistad con Wozniak En Miami, durante una conferencia, ella conoció a Steve Wozniak. Él se interesó mucho en ella y se vieron para cenar. Una plática sencilla y la magia se hizo presente. Alejandrina es maga y es un gusto que comparte con el cofundador de Apple.

González Reyes habla un español fluido, aunque no puede ocultar las huellas que el inglés ha dejado en su acento y la pronunciación de ciertas palabras de su idioma natal. En la actualidad, la desarrolladora mexicana cuenta con ocho aplicaciones para dispositivos móviles.

Aún no decide su carrera, pero sus opciones académicas parecen dirigirse hacia la Computación e Interacción Humano-Computadora. Wozniak asegura que en cualquier parte del mundo puede existir un Steve Jobs, pero, México, en particular, cuenta con las características idóneas para crear una empresa con las características de la compañía de la manzana. Alejandrina González abraza a su amigo Steve Wozniak y agradece que él crea en ella. El cofundador de la empresa que más admira es una inspiración para su futuro. “Cuando él empezó Apple, lo hizo porque quería hacer una computadora muy buena y nunca por el dinero”.

Fuente: www.altonivel.com.mx / Por: Arturo Luna

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.