Typography

comida-trabajo(CNNExpansión) Si hasta ahora no has encontrado cómo generar un ahorro, quizá puedas empezar por revisar cuánto gastas comiendo en fondas y restaurantes y cuánto podrían mejorar tus finanzas si preparas tu comida en casa.

“La alimentación es uno de los rubros más importantes dentro del gasto de las familias, porque tiene que ver con la supervivencia pero también con la salud, el rendimiento y la productividad”, señala la autora del libro 'Pequeño Cerdo Capitalista', Sofía Macías.

Los mexicanos destinan 34% de sus ingresos monetario al gasto a alimentos, bebidas y tabaco, de estos recursos 21% en promedio se gastan fuera del hogar, según la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gasto de los Hogares 2012 (ENIGH).

Si bien no es un gasto que se deba eliminar, sí se puede economizar, incluso para las personas que por su actividad no tienen otra opción más que comer fuera de casa. “Ellos deben integrar en su presupuesto quincenal el gasto fijo de comida fuera del hogar y no rebasarlo”, dijo el académico del departamento de Ciencias Económicas de la Universidad Panamericana (UP), Eduardo López.

CNNExpansión realizó un ejercicio práctico para calcular cuánto dinero gasta semanalmente una persona que decide cocinar y lleva comida a la oficina, si come en una cocina económica o si lo hace en un restaurante.

“La ventaja de prepararlo en casa es que sólo una vez compras todos los ingredientes y el costo de ellos se prorratea los demás días de la semana”, explicó Macías.

Pero el ahorro por dejar de comer en la calle podría perderse por el gasto en los servicios e ingredientes extra para cocinar, advirtió López. Además, el tiempo para prepararlos es un costo intangible que puede modificar la ecuación.

El ejercicio incluyó un desayuno compuesto por un sandwich de jamón y queso, fruta, jugo de naranja y café. Si la persona desayunara esto por cinco días gastaría 120 pesos; si lo ordenara en una fonda, lonchería o cafetería gastaría al menos unos 225 pesos semanales, mientras que si decide desayunar en un restaurante como Vips, el costo aumentaría a 495 pesos.

Para la comida se contempló un menú de sopa, milanesa de res con ensalada de lechuga y pepinos y refresco. A la semana el costo de cocinar en el hogar sería de 150 pesos, en la fonda 300 pesos y en el restaurante 1,045 pesos, esto sin incluir la propina, que puede ser de entre 10% y 16% del total de la cuenta.

En la cena se incluyeron unos molletes, pan dulce y leche. El costo es de 140 pesos si el menú se prepara en casa, 275 pesos si lo compras en una fonda y 795 pesos si cenas en el restaurante.

El gasto semanal por comer en casa será de 410 pesos, en una cocina económica de 800 pesos y en un restaurante de 2,335 pesos. Recuerda que en los establecimientos estás pagando la comodidad del servicio y por no tener que lavar los trastes cuando termines de comer.

Evalúa qué te conviene más para no dañar tu cartera. Si la mayoría del tiempo tienes que comer fuera de tu casa, los expertos te sugieren las siguientes estrategias:

1. Cocina sólo un día a la semana y distribuye en tuppers las porciones que te llevarás diariamente a tu trabajo.

2. Coordínate con otros compañeros del trabajo para que cada día le toque a uno llevar un platillo para compartir.

3. Organízate en la oficina para que una persona les cocine y les lleve a todos un menú.

4. Haz solo un platillo para la comida pero que contenga todos los nutrientes como arroz o pasta con verduras y un poco de carne.

5. Disminuye la frecuencia de comidas fuera y compénsalas con comidas preparadas en casa.

6. No compres frituras o dulces entre comidas, mejor lleva fruta o verduras desde tu casa.

7. Usa redes sociales para buscar lugares distintos para comer, más saludables y a buen precio. A veces puedes encontrar promociones o descuentos.

restaurant-casa

Fuente: www.cnnexpansion.com / Por: Samantha Álvarez

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.