Typography

En la mayoría de las empresas los directivos tienen grandes problemas para asignar trabajos y responsabilidades, y es porque les gusta que las tareas se realicen de cierta forma; en la mayoría de los casos, cuando delegamos diversas tareas para que los empleados lo hagan no entrenamos de manera completa la autoridad o responsabilidad necesaria para su realización, representando una frustración profesional en los empleados por no sentir la confianza de sus jefes.

Seguramente como jefe piensas “nadie puede hacer estas tareas, sólo yo”, o tal vez estás pensando “pierdo más tiempo explicándolo que haciéndolo”. Aunque puede existir algo de verdad en estos pensamientos, son símbolos que te gusta tener el control y tus empleados te ven como una autoridad y no como un líder con el que puedan crecer/aprender de tu mano.

A todos nos incomoda que alguna tarea no salga como lo deseamos, y para evitarlos preferimos hacerlo por nosotros mismos, o bien, controlar paso a paso el proceso para que salga y se haga a nuestra forma. Antes de desear encargar alguna responsabilidad es preferible cuestionarse las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué me cuesta delegar responsabilidades o tareas?
  • ¿Por qué nunca lo hago?
  • Si delego, ¿qué consecuencias positivas o negativas podré obtener?
  • ¿Cómo debo reaccionar con el empleado y con la tarea en casi de no ser exitosa?

Una vez respondidas las pasadas preguntas, los jefes deberán evaluar las tareas que desean delegar, a quién, cuándo y cómo hacerlo. No sólo delegues las tareas que son aburridas, hay muchas tareas que pueden ser un gran reto para los empleados y que serán un gran motivante en sus actividades dentro de la empresa.

Delegar es uno de los retos más difíciles para un directivo, ya que al ceder alguna tarea se pierde el control y causa preocupación. Adjudicar el control de una tarea a otra persona puede ser desalentador, pero si se desea sacar adelante a la empresa, es importante delegar responsabilidades para poder enfocarse a otras importancias del día.

Para delegar responsabilidades de manera exitosa te recomendamos:
  1. Empieza delegando algo pequeño
  2. Elige quien hará la tarea a delegar
  3. Define los objetivos con una comunicación clara
  4. Evalúa los resultados
  5. Reconoce los logros de los empleados

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx / Israel Coto - Director de la Oficina en Ciudad de Microsip

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.