Typography

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
image hosted by ImageVenue.com

Para que un grupo se transforme en un equipo debe ser capaz de desarrollar una sinergia propia, distintiva y característica, la cual dependerá a su vez de un propósito en particular. En este sentido, la sinergia se refiere básicamente a conseguir ventajas a través del trabajo asociado.

Pero, para alcanzar este estado de acoplamiento grupal, es necesario antes cumplir con ciertas reglas descritas a continuación:

 
Procesos de auto-monitoreo: El monitoreo no debe limitarse solamente a las tareas y procesos; cada equipo de alto rendimiento necesita establecer procesos de auto-monitoreo de su propia dinámica grupal e interpersonal.

Desde este punto de vista, las reuniones de meta-comunicación y/o el uso periódico de un "facilitador externo" idóneo en estos procesos, pueden ayudar al equipo a optimizar la sinergia de sus procesos grupales.

Montar el caballo: "Muchas personas y equipos gastan tanto tiempo y energía limpiando los desechos (excremento), que olvidan saborear el placer de montar el caballo". Esta frase explica que todo equipo debe celebrar sus triunfos, gozar sus logros y agradecer la parte vital aportada por cada uno.

Lenguaje común: Una vez conseguida y compartida la información, hay que acordar el significado de ella para contextualizarla y convertirla en conocimientos y en "sintonía" de mentes.

En este contexto, la cibernética nos ha enseñado que el principal objetivo de la comunicación es el de acordar significados, y no solamente trasmitir información o intercambiar ideas. Esto significa que el grupo, y cada integrante de él, debe examinar sus propios prejuicios y presuposiciones.

Diseñar procesos de concertación: Las nuevas ciencias han validado y retomado de la sabiduría antigua de muchas culturas, la importancia de la co-evolución. Muchos equipos gastan su energía y tiempo en crear una "polarización" de posiciones y opiniones encontradas, una situación de "ganar-perder", en lugar de encontrar y desarrollar los propósitos y objetivos que los unen; en los cuales todos ganan.

Esta dicotomización, que finalmente se resuelve por una votación, generalmente es la peor forma de generar opciones y tomar decisiones. Existen muchas tecnologías de concertación que permiten que un equipo libere toda su creatividad y capacidad innovadora para crear opciones viables y productivas de ganar-ganar.

Aprovechar diversidad y fortalezas: Es una cruel paradoja de la sinergia que "entre mayor diversidad entre los integrantes, mayor potencial sinérgico pero mayor dificultad para lograrla".

En lugar de percibir las diferencias perceptuales y conductuales individuales como un obstáculo a la productividad, se debe reconocer que estas diferencias son precisamente las que pueden generar mayor sinergia, siempre y cuando existan procesos adecuados para lograrlo.

Compartir la información: A pesar de ser tan obvio y casi axiomático, uno de los impedimentos más comunes a la optimización de la sinergia es no tener conocimiento de todas las opciones, lo cual sucede o por no tener toda la información externa e interna del sistema, o por las políticas o hábitos organizacionales de monopolio de información.

Todos los integrantes de un equipo necesitan tener acceso a toda la información, los conocimientos y las destrezas necesarios para cumplir oportuna y efectivamente su misión.

www.altonivel.com.mx

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.