Typography

En cualquier empresa u organización, trabajar con objetivos bien definidos es lo ideal, pero alcanzar esas metas puede resultar muy difícil. Ernst & Young comparte tres consejos para alcanzar el mismo propósito en el trabajo.

“Para que un propósito en común importe realmente es necesario ir más allá de una iniciativa que se encuentra al margen de la organización. Tiene que ser parte central de la cultura, algo que las personas sientan en su trabajo todos los días”, señala el texto de Ernst & Young.

Según Hays, empresa especializada en reclutamiento y recursos humanos, para 2030 habrá cambiado la generación que predomine como fuerza de trabajo en las empresas. Los millennials serán los nuevos líderes y la generación Z será la que predomine en empresas y corporativos.

Para lograr que ese cambio generacional se gestione de manera pausada y con los mejores resultados, es importante que todos los trabajadores tengan en mente un propósito en común.

Estos son tres consejos para encontrar el mismo propósito en el trabajo.

1. Asegurarse de que la gente pueda ver la conexión entre el propósito y el negocio.

Una gran cantidad de propósitos corporativos podrían parecer como conceptos abstractos en un primer momento. Pero cuando se le pregunta a la gente sobre cómo ve sus objetivos en el día a día, el concepto se vuelve más concreto.

A futuro se podrán notar los ejemplos de la forma en que están trabajando para hacer real su propósito todos los días.

2. Hacer que la gente se involucre en todos los niveles de la empresa

Una cultura de un propósito en común tiene que empezar desde la parte superior y debe permear en toda la organización. Así que los altos ejecutivos deben tomarse el tiempo para reunir a sus equipos y contar sus propias historias acerca de cómo su propósito impulsa su trabajo. Y también deben garantizar que los líderes de los equipos están animando a su gente a hacer lo mismo.

También vale la pena crear programas para reconocer individuos o equipos que logran el propósito.

3. Medir los resultados

Hay algunos indicadores clave que pueden ayudar a medir la eficacia de un mismo propósito que busca conectar a la gente con los objetivos de la organización. Para empezar, observar los números de contratación y retención.  La mayoría de las organizaciones considera que estos números suben dramáticamente una vez que comienzan a hablar de manera más explícita sobre su propósito.

También es importante saber de la gente directamente. Cada año se debe de tomar el tiempo para convivir con todos los trabajadores, para luego usar esa información y medir qué tan comprometidos se sienten con su trabajo. Hemos encontrado que esto es fundamental, porque cuando las personas están más comprometidas entregan un mejor trabajo para obtener mejores resultados.

Fuente: www.forbes.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.