En cuatro años, Samsung remontó 14 lugares para ubicarse en el sitio 20 de las marcas más valiosas del mundo. Detrás de este logro está la operación de la empresa en los distintos países, entre ellos México, donde con base en los cuatro pilares fundamentales de su política de producción –innovación, estética, diseño y durabilidad–, la empresa mantiene el foco en su prioridad de negocio: lograr que sus usuarios vivan una verdadera experiencia de tecnología vanguardista.

Leer más: SAMSUNG Caso de estudio

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.