Typography

Los jefes impulsados por una excesiva urgencia siempre andan presionados porque no pueden priorizar lo que es urgente; sin embargo, la mayoría de las actividades con esta cualidad, realmente no requieren rapidez.

La mejor forma de manejar a una persona con este perfil es informarlo, comunicarlo y educarlo. El portal Inc enlista algunas ideas para que ayudes a tu jefe y lo lleves a establecer mejores relaciones

1. Aborda el problema: Antes de que llegue la próxima crisis en la que debas actuar rápido, habla con tu jefe y pídele que te ayude a elaborar un plan que te ayude a lidiar con las prioridades. Enfrenta los hechos y no dejes que tus emociones se interpongan en el camino.

2. Administra las expectativas: Cada vez que tu jefe quiera que hagas algo siempre es importante poder gestionar las expectativas. Si te preocupa no poder hacer la tarea a tiempo o que te impida cumplir con otra prioridad, mantén informado al líder.

3. Habla con frecuencia: Es importante mantener actualizado a tu jefe sobre los progresos, buenas y malas noticias o si necesitas ayuda. Recuerda que un beneficio de la comunicación frecuente es que estableces una relación, lo que facilita la comunicación en momentos difíciles.

4. Identifica prioridades: Si tu jefe quiere que todas tus actividades sean urgentes, trata de identificar tus actividades y tareas, a fin de que tengas buenas razones para cambiar de opciones con el jefe, con base en el calendario de tareas.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.