Typography

El arte de vender sigue siendo todo un reto en casi cualquier industria que se encuentre en un océano rojo y la mercadotecnia no es la excepción, tal vez la consideremos como una materia “joven”, sin embargo ya existimos profesionistas y agencias de marketing hasta por debajo de las piedras.

Siguiendo con las leyes naturales, en el marketing también se aplica la selección natural, las agencias más fuertes se comen a las más débiles, y muchas que pudieran tener una gran experiencia no se saben vender, quedándose fuera de la contienda.

Si eres de esas agencias que les urge aumentar sus ventas les paso estas 3 netas:

Un no, no es para siempre

Una de las cosas que más deprimen a las personas que venden es recibir un “NO”. Si algo he aprendido es que un “NO” no es para siempre, he tenido clientes que después de 5 NO´s repartidos en 3 años terminan contratando los servicios de mi agencia convirtiéndose en parte importante de nuestra cartera.

La paciencia y persistencia deben ser parte fundamental de toda aquella persona que intente dedicarse a las ventas. Recuerda que ese “NO” recibido es temporal, podrás volver a contactar al prospecto posteriormente para volverlo a persuadir, pero eso si, dale tiempo o cuando hagas el contacto pregúntale cuando sería una buena fecha para volverlo a contactar.

Invierte en detalles

En muchas ocasiones por estar atento al estrés del día al día se nos escapan los detalles. Los detalles son una forma increíblemente poderosa para generar empatía con futuros clientes, y en el mejor de los casos con los influenciadores de tu prospecto.

Las secretarias, asistentes o personas de confianza que rodean al prospecto pueden ser cómplices de tu cierre de venta. Tener siempre el detalle de saludar, ofrecer ayuda si se requiere o simplemente sacar plática puede cambiar todo el contexto en el que te encuentres. En éste tema hay que tener mucho cuidado con la congruencia y tener detalles tanto dentro como fuera de las áreas donde se vea a las personas, esa persona cercana al prospecto puede casi hacer el cierre por ti.

Cumple lo que prometes ¿dónde quedó el presupuesto?

Siendo todo un reto conseguir una cita para visitar a un prospecto ¿por qué las cotizaciones nunca llegan? o ¿por qué no eres puntual?

Una de las situaciones más frecuentes es el llegar tarde a las citas, o que posterior a la junta no se le da seguimiento a la venta. El ritmo de vida y la competencia tan agresiva nos obliga a ser puntuales en nuestras juntas y que de forma casi inmediata se genere una cotización y sea enviada. Retomando el dicho que dice “la primera impresión es la que cuenta”, tenemos que aprovechar cada ventana que se nos abra para provocar confianza y mostrarnos profesionales.

Entonces…

Las ventas son todo un arte y por desgracia no nos enseñan a vendernos, por más incongruente que suene al ser egresado de marketing y/o comunicación. recibir con madures un NO, cuidar los detalles y cumplir con lo que se promete, son cosas que ayudarán mucho a que tu cartera de clientes crezca de forma saludable.

Actualmente tenemos que volvernos más agresivos y profesionales, mientras tu trabajo de resultados y sepas capitalizarlo para venderte, las cosas se darán de manera natural.

Les dejo estos 3 consejos que me han sido útiles en las empresas que he fundado o colaborado, los invito que si tienen otra sugerencia la compartan para enriquecer las herramientas de nuestra comunidad.

Espero que sea de su agrado mi columna, deseo que tengan una excelente semana y nos seguimos en redes. #bebrainstormer vendedor

Fuente:www.merca20.com / Landare Pimentel

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.