Typography

México comienza a avanzar en la penetración de vehículos ‘verdes’. Esta clase de automóviles cada vez resultan más atractivos para los consumidores, no solo por lo beneficios que deja al medio ambiente, también porque han resultado ser una alternativa para hacer frente a los ‘gasolinazos’.


Durante enero pasado, la venta de vehículos híbridos y eléctricos fue de 593 unidades, un incremento de 323.6 por ciento por encima de lo registrado en enero del año pasado, de acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz  (AMIA).

Las ventas estuvieron compuestas por 29 eléctricos y 564 híbridos.

Por entidad, la Ciudad de México encabezó las ventas totales de vehículos híbridos y eléctricos, al concentrar 42 por ciento de las comercializaciones. El Estado de México le siguió con 14.8 por ciento; Jalisco dio la sorpresa al obtener 7.1 por ciento de las ventas, mientras que Nuevo León y Puebla concentraron 3.9 y 3.4 por ciento, respectivamente.

A pesar de que han ganado popularidad, esta clase de vehículos aún despiertan muchas interrogantes que, a continuación, te respondemos.

1. ¿Cómo funcionan?

Los autos eléctricos e híbridos son todo un mundo por conocer, pues existen varias filosofías de diseño que utilizan diferentes tecnologías, aquí te presentamos las más comunes:
Vehículo Totalmente Eléctrico

Este auto, completamente eléctrico, nunca utiliza gasolina y es cero emisiones. La batería debe recargarse en una estación especializada.
Vehículo Híbrido en Paralelo

Esta tecnología funciona con un motor de combustión interna que impulsa al vehículo en su totalidad cuando el nivel de la batería es bajo. Mientras tanto, recarga la batería utilizando el motor eléctrico como generador. Cuando la batería está lo suficientemente cargada, el motor de combustión interna se apaga y el motor eléctrico impulsa al vehículo en su totalidad; si se requiere potencia adicional, ambos motores trabajan al mismo tiempo para mover al auto consumiendo gasolina y electricidad simultáneamente.

Vehículo Híbrido en Serie

Esta tecnología también utiliza un motor de combustión interna y un motor eléctrico, con la diferencia de que el motor de combustión interna nunca mueve al vehículo directamente sino que se utiliza para propulsar un generador que recarga la batería y, a su vez, proporciona la energía necesaria para activar el motor eléctrico que es el único encargado de impulsar al automóvil. Cuando la batería está suficientemente cargada, el automóvil funciona únicamente con ésta, al igual que un carro totalmente eléctrico.

2. ¿Se venden en México?

Sí. En México, hay varias marcas que los distribuyen. Renault, con su Twizy y su Kangoo ZE; Nissan, con su Leaf; Mitsubishi, con su i-MiEV; BMW, con su i3 y su Active Hybrid; Toyota, con su Prius; Infiniti, con su Q50, Honda, con su CRZ y Tesla, con su modelo X, S y 3.

3. ¿Cuánto cuestan?

Van desde los 270 mil pesos al millón de pesos. Si lo que buscas es un auto económico con estas características, el vehículo para ti podría ser el Toyota Prius que cuenta con una capacidad para 5 ocupantes con cajuela amplia, una velocidad máxima de 140 kilómetros por hora a un costo que va de entre los 339,700 (Prius Base) hasta los 399, 700 pesos (Prius Premium). En el mismo rango de precio está el Honda CRZ, con un costo aproximado de 345,000 pesos.

Si necesitas uno sólo para ti y un acompañante que ocupe poco espacio y que lo puedas estacionar en cualquier sitio, el Renault Twizy podría ser tu auto ideal: cuesta unos 270 mil pesos, tiene una velocidad máxima de 80 kilómetros por hora, con una autonomía de 80 kilómetros (recargándolo 3.5 horas). El Renault Kangoo tiene un precio aproximado de 208 mil pesos y corre a una velocidad máxima de 164 kilómetros por hora, este auto está pensado para empresas que buscan ahorrar en combustible y mantenimiento; tiene una capacidad de carga de 650 kilogramos.

En cuanto a los más caros, las posibilidades son infinitas. Tesla tiene un precio de preventa en México de 35,000 dólares (unos 600 mil pesos) por su modelo 3, con capacidad para 5 adultos y una aceleración de 0 a 100 de 6 segundos, con autopilot y algunas otras gracias como una calificación de seguridad de 5 estrellas. El BMW 335 Active Hybrid cuesta casi un millón de pesos (930,000 mil), es un auto ideal para los amantes de los deportivos, llega a una velocidad máxima de 240 kilómetros por hora.

4. ¿Por qué son amigables con el medio ambiente?

Para empezar, los automóviles son la principal causa de contaminación del aire en las ciudades en el mundo: ¡80 por ciento aproximadamente! Los autos eléctricos son 97 por ciento más limpios que los que trabajan por combustión, de acuerdo con Electric Power Research. Además, los vehículos eléctricos contribuyen a disminuir a contaminación auditiva y reducen el costo de gasto en combustibles y minimizan el mantenimiento.  De hecho, en algunos países ya cuentan con incentivos fiscales para promover el uso de este tipo de vehículos.

5. ¿Tienen las mismas comodidades que un auto normal?

Sí, de hecho, algunos automóviles eléctricos o híbridos cuidan mucho más los elementos de seguridad y confort en los automóviles. Tienen las mismas características que uno convencional, aunque claro, hay para todos los gustos: para dos pasajeros, deportivos, para carga, etc.

6. ¿Qué tanta gasolina gastan los autos híbridos?

Muy poca. Un vehículo híbrido consume la cuarta parte que un coche de gasolina, y la tercera parte que un coche diésel. En general se podría decir que un coche híbrido consume aproximadamente un 30% menos que el coche de combustión equivalente.

7. ¿Dónde “conecto” los autos eléctricos?

Cada marca tiene estaciones de carga, aunque los autos híbridos no tienen que hacer recargas de electricidad más que en casos especiales. Además, hay que decir que puedes hacer la carga en tu casa (en caso de tener un vehículo totalmente eléctrico). Lo único que necesitas es llamar la la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para que te hagan un estudio de viabilidad y pasar a la “tarifa 2”, para tener 220 volts en tu red eléctrica doméstica.

8. ¿Cuánto dinero ahorraría?

Un auto eléctrico que consume 227 kilowatts-hora (KWh) por mes tiene un gasto mensual de 700 pesos en recargas, aproximadamente, frente a los 1,700 pesos de gasto promedio en combustible de un auto de cuatro cilindros, si se toma en cuenta el precio de la gasolina Magna de abril es de unos 13.16 pesos por litro, de acuerdo con datos de El Financiero.

9. ¿Qué hay con la verificación?

Los vehículos eléctricos e híbridos están exentos de la verificación vehicular y de las limitaciones del Programa Hoy No Circula. Lo único que tendrías que hacer es tramitar tu permiso en el Módulo de Atención Ciudadana (Av. Tlaxcoaque No. 8, PB, Col. Centro Histórico, Del. Cuauhtémoc, C.P. 06090, México). El trámite es gratuito.
Conoce la lista de autos registrados bajo esa categoría.

10. ¿Y la tenencia?

Para incentivar el uso de estos automóviles el gobierno promovió la exención del pago por cinco años de la tenencia, las placas y el Impuesto sobre Automóviles Nuevos (ISAN). Una razón más para comprar un auto de estas características.

11. ¿Por qué convendría sustituir un vehículo convencional por uno eléctrico o híbrido?

Porque el costo de mantenimiento es muy bajo: no hay que sustituir aceite, ni filtro de aceite, ni filtro de aire, ni de combustible, ni correa de distribución, ni embrague, en el caso de los vehículos completamente eléctricos. Los frenos de un coche eléctrico, por ejemplo, duran más kilómetros porque se usan menos gracias a su sistema de recuperación de energía, que al mismo tiempo que reduce la velocidad, carga la batería. No tienes que pagar verificación nunca, ni tenencia por 5 años, cuidarás al medio ambiente y ahorrarás en gasolina.

12. ¿Dónde los compro?

Como cualquier otro automóvil, en la agencia de autos. Si bien es cierto que no todas la agencias cuentan con sus modelos de autos eléctricos, muchas pueden mostrártelo y ofrecerte una prueba de manejo en la que tu prefieras. Algunas automotrices, como Tesla, tienen precios de preventa y venta en sus páginas web, incluso, puedes apartar tu automóvil con un depósito de 20 mil pesos, por ejemplo.

¿Pensabas comprar un auto convencional por unos 300 mil pesos? ¿Qué tal uno eléctrico con las mismas características en rendimiento y comodidad con la posibilidad de cuidar el ambiente y ahorrar en costos de mantenimiento y combustibles?

Fuente: www.altonivel.com.mx / Por: Anna Lagos

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.