Typography

En el contexto del 20 aniversario de la nueva ley de pensiones, Lockton México, corredor y consultor privado de seguros, realizó el estudio ¿Qué no ha funcionado del modelo de las Afores? para hacer un balance del sistema de ahorro para el retiro.

“Debido al cambio demográfico, el aumento en la expectativa de vida y la falta de financiamiento adecuado del sistema de pensiones, en 1995 se reformó el esquema del IMSS aplicable a los trabajadores del sector privado, con el objetivo de darle viabilidad financiera”, dice el estudio de Lockton México.

Con la entrada en vigor de la reforma en julio de 1997, las pensiones se calcularían con base en lo que cada trabajador haya acumulado en su cuenta individual y el número de años que se espera viva en su vejez. En caso de que la pensión calculada fuese menor a aproximadamente 2,300 pesos actuales, la pensión a otorgar se ajustará a esta última cantidad como pensión mínima garantizada. El estudio de Lockton del balance del sistema de Afores establece las siguientes conclusiones:

Años de aportación: El esquema de Afores requiere haber cotizado aproximadamente 24 años al Seguro Social y se estima que menos del 30% de los trabajadores lograrán cumplir esta condición. Adicionalmente se proyecta que el 70% de la población no tendrá derecho a pensión ya que no cuenta con un empleo formal.

Nivel de ahorro: El nivel de aportación en la cuenta individual es del 6.5% del salario de cotización del trabajador. Este nivel de aportación es bajo y si tomamos en cuenta que aproximadamente 75% de los trabajadores cotizan con menos de 5 salarios mínimos (aproximadamente 12 mil pesos, en 2017) recibirán la pensión mínima cuando se jubilen.

Nivel de Aportación: Aunque se hiciera un ajuste en la aportación obligatoria de 6.5% a 11.5% del salario de cotización, si el sueldo del trabajador es menor a 5 salarios mínimos, tendría derecho a la pensión mínima garantizada. Su pensión no se ajustaría con este incremento en la aportación. Para estos casos, el gobierno deberá complementar el saldo acumulado en la cuenta individual para garantizar el otorgamiento de la pensión mínima garantizada.

Comisiones: Las comisiones que han cobrado las Afores han sido altas y fueron mayores en los primeros 10 años de su existencia. Para ponerlo en perspectiva, en esos primeros años, si un trabajador aportaba 600 pesos mensuales en su cuenta individual, sólo se invertían 465 pesos ya que el resto eran comisiones que cobraban las Afores. A pesar de que han disminuido las comisiones que cobran las Afores, éstas siguen siendo altas en comparación con otros administradores financieros nacionales e internacionales.

Costos sobre las pensiones una vez jubilados: Cuando los trabajadores se jubilen, tendrán que decidir si las Afores continúa administrando el ahorro acumulado y le otorga mensualmente el monto que le corresponda o si se le entrega el monto acumulado a una institución de rentas vitalicias. Sin embargo, dado que aún no se tiene un número importante de pensionados bajo el esquema de las Afores, son pocas las instituciones de rentas vitalicias, lo que hace que los costos por administrar de éstas sean altos.

El estudio propone que los empleados puedan crear un ahorro o un patrimonio que complemente el beneficio de la Seguridad Social.  Así mismo es importante elevar el nivel de educación financiera para planificar el retiro y poner a disposición de las personas información accesible y clara sobre productos para el retiro, que permita comparar las distintas opciones que existen. “Es posible establecer un sistema de seguridad social que sea para todos los mexicanos y que sea financieramente viable, pero se requiere adoptar una cultura de ahorro, prevención y transparencia en donde se involucren autoridades, iniciativa privada y los mismos empleados”, dice el estudio de Lockton México. También puedes leer: Sistema de pensiones es desigual e insostenible: CIEP

Fuente: www.forbes.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.