Todos los seres humanos tenemos modos: modos de comer, modos de trabajar, modos de relacionarnos con terceros. Como seres pertenecientes a una cultura, estos modos han sido aprendidos y modificados por nosotros mismos, regulando nuestra vida, impactando en las decisiones que nos abren o cierran caminos que pueden o no conducirnos a la prosperidad de nuestra empresa o negocio.

Leer más: Cómo encender tu cerebro empresarial

Lo que más podemos temer de perder el trabajo es las dificultades económicas que tendremos que enfrentar. Quedarse sin ingresos pone en peligro el pago de nuestra vivienda, las colegiaturas de los hijos, el manejo de nuestras deudas en tarjetas e incluso la compra de artículos de primera necesidad.

Leer más: ¿Estás desempleado? 10 consejos para ganar dinero

(CNNexpansion.com) La embajada del Reino Unido en México en combinación con el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) y la compañía inglesa de fomento a la innovación, Culture Group, dieron a conocer el programa para emprendedores IN:MX, el cual tiene como objetivo retar a jóvenes empresarios a resolver problemas sociales a través de la tecnología.

Leer más: Reino Unido reta a emprendedores mexicanos

A todo emprendedor y fundador de negocios se le aconseja hacer algo que él o ella ame o le apasione. Este tip tiene mérito, ya que la pasión respecto a una idea o producto realmente puede ayudar a una persona a tener éxito. Si no crees en una idea o no te importa el éxito de la misma, será más difícil superar los típicos retos y esto se verá en los resultados.

Leer más: 4 pasos para emprender con lo que amas

En tu empresa, ¿quién eres? ¿El director? ¿El dueño? ¿Un líder? Aunque parecieran interrogantes obvias, son sin duda problemáticas de las empresas mexicanas. José Antonio Ruiz, socio director de Impulso Pyme, explica que cualquier persona que establece un negocio se convierte en emprendedor, pero la problemática viene cuando, al paso de los años, esa persona se convierte en un “todólogo”, no en un empresario o líder transformador.

Leer más: Deja de ser autoempleado, sé empresario

Como emprendedor es natural que experimentes aversión en automático al término “vacaciones”. Seguramente, en tu cabeza, no hay forma de que el negocio siga funcionando sin ti. No es que tus colaboradores no tengan la capacidad, pero ¿verán correctamente cuáles son las prioridades de la empresa? ¿Revisarán cada detalle para mantener estructura, misión, visión y acción intactas? Si te vas por dos semanas, ¿cuándo regreses cómo estarán los números? ¿Habrán bajado las ventas? ¿Habrá subido el costo de marketing?

Leer más: ¿Por qué los emprendedores necesitan vacaciones?

Más artículos...

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.