Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
image hosted by ImageVenue.com

La organización de eventos para capacitar y motivar al personal supone una fuerte inversión de tiempo, energía y dinero. Y aunque la actividad sea realmente necesaria para alcanzar objetivos del negocio, al poco tiempo, muchos empleados tienen opiniones como "nos divertimos, pero no aprendimos nada" o "fue una pérdida de tiempo".

 

Esto sucede cuando los directivos no entienden que planificar un evento es una cosa, y lograr que sea un éxito supone una concentración adicional.

Tome de guía los siguientes consejos, para no cometer errores claves que podrían tirar por la borda todo su esfuerzo:

1. No tener claro la razón que motiva el evento
Es fundamental establecer cuáles son los objetivos de la gerencia para llevar a cabo el evento (motivar, fidelizar,capacitar, integrar al personal, etc.). Sólo una vez que se tiene en claro estos puntos, podrá evaluarse qué tipo de propuesta satisface mejor la necesidad, y dónde se llevará a cabo.

2. Perder la atención en los detalles
Las empresa cometen el error de dar énfasis a los aspectos secundarios, como la contratación de determinados artistas o de un salón específico, y se descuida el motivo central de dicha actividad.

3. Descuidar la relación costo-beneficio
En ocasiones, una inversión demasiado ostentosa puede resultar contraproducente. Existe la posibilidad de generar un evento de alto impacto, pero que en realidad no generan los resultados que espera provocar la gerencia en elstaff.

4. Descuidar la comunicación interna
Debe tener claro que para obtener buenos resultados durante un evento, se hace imprescindible tener una buena comunicación con el personal. Para esto, los directivos deben considerar qué desean comunicar y de qué forma aprovechar el evento para establecer un canal efectivo decomunicación con el personal.

5. Descuidar el aspecto logístico
Armar un evento es una actividad de alta complejidad, que requiere la acción sincronizada de muchas personas. ¿El lugar del evento queda lejos y nadie pensó en aquellos que no tienen transporte propio? ¿Se calculó mal el número de asistentes y la comida no alcanzó?

Para no cometer este tipo de errores, es importante que haya un profesional con experiencia a cargo, alguien con una mirada global que sea capaz de administrar los recursos para alcanzar los objetivos planteados en todas las áreas.

Fuente: www.altonivel.com.mx