Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times
image hosted by ImageVenue.com

No existe empresa en el mundo donde todos sus integrantes logren llevarse un 100% bien. Y ante esta inevitable ocurrencia de conflictos, muchas compañías eligen esconderlos bajo la alfombra para que no afecten su imagen.

 

Por el contrario, poner los conflictos sobre la mesa, analizarlos y tratar de reconducirlos positivamente es la manera correcta de terminar con ellos, o por lo menos, evitar que afecten la productividad.

Una organización inteligente entonces, debería incorporar profesionales en resolución de conflictos, dentro de un sistema alineado en los siguientes pasos:

1. Determinar el conflicto
Identifique cuáles son las partes del conflicto. Como también, cuáles son las áreas y personas involucradas en el deterioro de los indicadores del negocio.

2. Relevamiento y entrevistas
A través de las entrevistas, el área de Resolución de Conflictos debe identificar la fuente de la disputa.

3. Diseño de la resolución
Una vez detectada la fuente, es posible avanzar hacia una negociación o mediación entre los dos gerentes a fin de diseñar, una solución consensuada.

4. Aprobación de la gerencia general
Los gerentes deben aprobar el acuerdo, para asegurarse de que la solución esté alineada con las necesidades de la organización y no únicamente de los trabajadores en disputa.

5. Implementación
Una vez aprobada la resolución, llega el momento de la ejecución.

6. Seguimiento, retroalimentación y ajuste
Luego de algunas semanas de aplicación, se realiza una reunión para verificar los resultados, y en caso de no ser positivos, se repite el proceso desde el punto tres.

Fuente: www.altonivel.com.mx