Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

jefe-molestoEn matemáticas, cuando multiplicas positivo con negativo, da un resultado negativo. Y según Peter Bregman, autor de Four Seconds: All the Time You Need to Stop Counter-Productive Habits and Get the Results You Want, en la vida pasa lo mismo.

“Cuando escuchamos la negatividad en alguien, nuestro instinto es tratar de animar a la otra persona", dice Bregman. "Pero, a menudo, es lo peor que se puede hacer".

Según él, esto se debe a que escuchar conversaciones negativas hace sentir incómodos a los oyentes, por lo que los ánimos en realidad son para ellos. Esta reacción, por lo tanto, no ayuda a quienes están ante un problema.

"Básicamente estás en desacuerdo con los sentimientos de la otra persona", afirma Bregman. “Esto sólo hace que ellos afiancen más su perspectiva negativa".

Y menciona que lo que realmente funciona es la empatía.

"La regla número uno ante un conflicto es asegurarse de que la otra persona se sienta escuchada", dice. "Cuando estás de acuerdo con la parte que lo está diciendo, le estás dando el mensaje a la persona que la estás escuchando. Más que querer ser animados, quieren a alguien que reconozca su punto de vista".

Si no hay un punto en el que puedas estar de acuerdo, Bregman sugiere el uso de una declaración como: "puedo ver que te estás esforzando". Esto ayuda porque reconoce que has oído los sentimientos de la otra persona.

Para cambiar realmente la perspectiva de negativa a positiva, Bregman ofrece tres técnicas posibles:

1) Aborda el problema de forma ascendiente. Como punto de partida, sugiere una solución a la menor problemática que se enfrenta.

2) Pide generar soluciones. Escuchando a la otra persona y tratando de ponerte en sus zapatos, pregunta por la formas en que resolverá el problema. Esta estrategia reconoce sus sentimientos y los mueve del modo de quejas al modo de soluciones, dice Bregman.

3) Encuentra una distracción. Si la conversación no tiene solución inmediata, Bregman sugiere reconocer los sentimientos de la persona y cambiar de tema. Esta técnica permite que la otra persona sepa que ya no estás interesado en escuchar sus quejas.

Atacar la negatividad con negatividad puede ser difícil, dice Bregman, pero eso puedo reducir el ciclo de lo negativo a lo positivo.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx /