Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Al menos 6 de cada 10 empleadores no cierra un acuerdo de trabajo con un recién egresado por considerar que este desconoce cómo alinear sus habilidades, y lo que ha aprendido, a las necesidades del puesto y de la empresa, así lo dio a conocer un informe sobre Empleabilidad en Jóvenes de la Cámara de Comercio de Estados Unidos.

“Las empresas no siempre tienen la oportunidad de asumir el tiempo y el costo de formación de un recién egresado. Eso demanda, de entrada, mayor habilidad por parte del candidato para proyectar al empleador los resultados que podría dar si es contratado”, señala Ivonne Vargas Hernández, especialista en Recursos Humanos de Bumeran.com.

En México ‘no saber venderse’ hace que 14% de los empleadores descarte a una persona. En contraste, sólo 2 de cada 10 candidatos reconoce saber cómo hablar de sus cualidades sin sobrevenderse, menciona Vargas Hernández con base en datos del CIDAC y de la Cámara de Comercio estadounidense.

Primeros pasos, primeros consejos

Iniciarse en la vida laboral genera cierto sentimiento de temor, que tiene como consecuencia inhibirse en los primeros encuentros con el empleador. Sin embargo, es importante recordar que esta persona, durante las entrevistas, “compara” y ante candidatos iguales, con la misma formación y aptitudes, gana el que mejor realiza su venta personal.

Con base en ello, se entiende que trabajar en crear una marca profesional es uno de los primeros pasos a dar cuando se egresa de la universidad, y se buscan oportunidades laborales o de emprendimiento, más no es lo único.

Por ello, el portal de empleo Bumeran.com recomienda considerar otras actividades al terminar tu formación, y que te ayudarán a enrolarte de mejor forma en el proyecto elegido:

1. ¿Qué hago diferente a otros?

Entre los primeros aspectos que puedes esperar al salir al mercado laboral es que habrá miles de candidatos “similares a ti”; con la misma formación, escuela de procedencia, intereses por desarrollar carrera en un sitio.

Es el momento de iniciar tu marca personal. Define qué habilidades te hacen diferente y responde cómo alinear esa destreza al puesto de interés y aportando valor a la empresa. Ejemplo: quizá el puesto requiere dominio de cierto idioma y tú, a diferencia de otro candidato, reúnes la destreza, con lo cual la empresa se evita invertir en ese aprendizaje.

2. Aplícate con otro idioma

Hablando de esta competencia, resulta que sólo 12% de las empresas en México está satisfecha con el manejo de inglés que tienen sus empleados con grado universitario, según datos del British Council. Conocer este idioma no es opción sino requisito indispensable dado la internacionalización de los negocios ¿por qué esperar hasta que sea urgente para elegir inglés o cualquier otra opción aplicable a tu industria?.

3. Sé un trainee

Son varias las empresas en México que tienen programas de trainee para recién egresados. Esto es una oportunidad para contratarse, pero también para iniciar carrera en una multinacional y conocer las diversas áreas que integran la empresa. Ése es el principio con el que funcionan estas iniciativas: colocar a la persona en diferentes posiciones y funciones.

4. Búscate un mentor

Un mentor cumple muchas funciones, entre ellas esponsorear a la persona para crecer en la empresa y dar retroalimentación sobre las decisiones laborales. Valora ¿quién de tu entorno (o empresa, si ya tienes empleo)? puede asesorarte, a partir de su pericia profesional y redes en el mercado.