ciencia

  • La práctica no hace la perfección. Tampoco la práctica perfecta. Pero la práctica profunda y deliberada, una forma de entrenamiento que involucra concentración, esfuerzo y un flujo constante de retroalimentación crítica, puede ayudar a mejorar cualquier habilidad hasta 10 veces más rápido que la práctica convencional.