Vida y estilo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Según la demanda, así es la oferta. Muchos han visto en los productos necesarios para vivir la nueva normalidad una buena oportunidad de negocio. Tal es el caso de las mascarillas, con las cuales los diseñadores le han dado vuelo a la imaginación y ya existe una para casa necesidad (y bolsillo).

Algunas hacen alarde de tecnología y otras de ingenio, pero ninguna como esta. Conoce todos los detalles del cubrebocas más caro del mundo. ¡Te sorprenderás!

La pieza es obra del joyero israelí Yvel. El cubrebocas más caro del mundo está hecho de 250 gramos de oro puro de 18 quilates y presume no menos de 3,600 diamantes, con un peso total de unos 210 quilates.

La joya pandémica tiene un valor de 1 millón 500 mil dólares. Como era de esperarse, este cubrebocas ofrece el más alto nivel de filtración (N-99) y cumple con los estándares de salud más estrictos de la FDA y la Unión Europea.

Orna e Isaac Levy, propietarios y diseñadores de Yvel, explicaron que hay 25 artesanos dedicados de tiempo completo a producir la pieza, que debe entregarse antes del 31 de diciembre.

La mascarilla más cara del mundo es un encargo de un multimillonario chino de Shanghai. Es uno de los clientes más fieles y exigentes de la casa joyera y ordenó la pieza como un gesto simbólico de apoyo financiero a los 150 empleados de la empresa.

"En estos días tumultuosos, cada pedido que recibimos ayuda a preservar las operaciones diarías de la empresa...", comenta Orna Levy.

Fuente: entrepreneur.com