• Durante la planeación de tu boda deberás tomar algunas de las decisiones más difíciles de tu vida (o al menos, así lo sentirás). Se podría decir que la primera a la que te debes enfrentar es la peor, pero también  una de las más importantes...

  • Ha llegado ese momento tan esperado, por fin tendrás la boda que tanto has soñado, planeado y repetido tantas veces en tu cabeza. No puedes esperar por comenzar a planearlo todo, pero resulta que todas esas increíbles ideas conllevan mucha organización y aún a pocos días de tu boda, te darás cuenta que aún te falta pagar a proveedores, terminar agradecimientos, hacer tu maleta, recoger, llevar, hablar y hacer mil pendientes más que se apoderan de tu cabeza.

  • Las personas suelen amar las bodas. Regularmente estas son garantía de una buena fiesta y gran ambiente. Es cierto que muchas veces representan un gasto inesperado en los invitados -especialmente cuando se trata de bodas de destino- pero es un desembolso que estamos dispuestos a aceptar porque se trata de un ser querido celebrando un momento muy especial en su vida ¡y nos quieren con ellos! Además, sabemos que pese a todos los esfuerzos que hagamos, el resultado valdrá la pena.

  • La temporada de bodas está muy cerca y seguramente tienes varias invitaciones pero ningún vestido listo para esos días. ¿Es de día? ¿De noche? Esa son siempre las primeras preguntas la mayoría nos hacemos para poder elegir el atuendo perfecto.

    Sin embargo, hay otras personas que no saben que usar ese día para no desentonar. Por si las dudas, lo único que deben hacer es seguir esta lista al pie de la letra y no habrá problema:

    Atuendos blancos

    Hay miles de colores que puedes elegir. En esta época primaveral puedes recurrir a un estilo floreado o simplemente al color rosa, verde, amarillo, lila, azul cielo, en fin, hay miles de opciones. La pregunta es ¿por qué siempre hay alguien vestido de blanco?

    No importa si es el que mejor se te ve, es una ofensa para la novia y, a menos que ella haya pedido que todos vayan de ese color, no se debe usar nunca.

    Cualquier cosa muy ajustada, corta y atrevida

    Puedes elegir alguna de las tres: corto (pero que no se te vea todo), ajustado (pero que no parezca que te cortaron el aire) y atrevida (pero no vulgar). Sin embargo, juntar estas tres opciones es una mala idea. Tampoco compres un atuendo sólo por barato o porque está en oferta. ¿Qué tal si se te rompe a la mitad de un baile?

    Jeans

    No te atrevas.

    Algo que no tengo que ver con el código de vestimenta

    Si no estás segura de lo que significa “vestimenta formal”, no te arriesgues y pregúntale a la novia o alguna amiga. Algunos creen que eso es a fuerzas smoking, pero en realidad depende del lugar en el que sea boda y si es de día o de noche. Toma nota de los códigos de vestimenta:

    1. Formal y en playa (noche y día). Los hombres suelen vestir con una guayabera o camisa de algodón o lino, pantalón color caqui y mocasín. Las mujeres se pueden poner un vestido vaporoso (gasa o lino) y sandalias. Los tonos deben ser claros, pasteles o neutros

    2. Formal, de día y en la ciudad. El hombre puede optar por un traje y corbata claros y la mujer por un vestido de cocktail, un peinado más elaborado y accesorios.

    3. Formal, de noche y en la ciudad. Aquí los hombres deben usar un traje oscuro con corbata y las mujeres un vestido largo o por debajo de la rodilla.

    4. Etiqueta rigurosa. Aquí muchas personas tiene dudas, pero dependiendo de la hora en la que es la boda es más fácil deducir lo que te puedes poner:

    Antes de las 18:00 hrs: los hombres deben usar traje y corbata y las mujeres un vestido largo y cabello recogido. Después de las 18:00 hrs: los hombres pueden usar smoking o traje negro con corbata. Las mujeres un vestido largo más oscuro.

    Fuente:

  • Cuando escuchamos a alguien hablar de una boda, normalmente describirán y juzgarán cómo estuvo la comida, la decoración y el ambiente, pero hay un juicio que mata a todos los anteriores y es el único que verdaderamente importa, el que digan "se veían felices y enamorados".

  • Bienvenida de tu luna de miel. Esperamos que hayas tenido un viaje placentero y muy romántico, que te hayas recuperado de todo el estrés nupcial y hayas llegado lista para comenzar con tu nueva vida en pareja. Seguramente crees que todo ha pasado, pero te tenemos una noticia... hay algunas tareas de boda que aún no han terminado.