• El desplome de las acciones bancarias el jueves provocó que la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) tuviera su mayor caída en poco más de 7 años, al retroceder 5.8%, algo que no se observaba desde el 8 de agosto de 2011, cuando el principal indicador bursátil perdió 5.9 por ciento.