• El mundo está cambiando a una velocidad impresionante y luego de esta pandemia ciertamente no será el mismo. En este contexto, los restaurantes deberán adaptarse y tratar de brindar sus servicios guardando las medidas de seguridad para evitar una segunda propagación.

  • En estos tiempos de confinamiento se ha vuelto una costumbre el “home office” y cada día se están sumando más personas a esta actividad y sin duda seguirá creciendo, aun cuando la emergencia sanitaria termine.