• Hay un dicho que ronda por todos lados que aconseja “desayunar como un rey, almorzar como un príncipe y cenar como un mendigo”. Y en esta última parte, todos los expertos en nutrición coinciden en que esto no debe interpretarse como dejar de comer o mal pasarse.

  • El aceite de coco se ha popularizado por sus múltiples beneficios para evitar la obesidad y reparar el cabello dañado, pero ha sido calificado como un peligro para la salud, según la epidemióloga TH Chan de Harvard, Karen Michels.