• padre-hijoA pesar de tener 83 años, mi papá sigue arreglando aspiradoras y máquinas de coser como parte de un negocio que inició hace 30 años. Ya no dirige la empresa desde la tienda y trabaja mucho menos que antes, pero todavía puede hacer ciertas cosas para mantenerse ocupado.