Vie10312014

Last updateMié, 29 Oct 2014 11am

Back Está aquí: Inicio Artículos Ejecutivos Management Misión y visión, claves del éxito organizacional

Management

Misión y visión, claves del éxito organizacional

Estos elementos son indispensables para lograr el triunfo de las actividades de la organización porque develan el objetivo final y los medios para conseguirlo. Por ello el proceso de  creación debe ser riguroso y bien  planeado
La idea central de un mapa estratégico es que los directores plasmen ideas y proyectos que se discuten desde cuatro perspectivas estratégicas: la financiera, del cliente, de procesos y aprendizaje, además de desarrollo.
En el mapa hay círculos concéntricos que representan un año cada uno y reflejan las metas e ideas que se proyectan respecto a cómo va a evolucionar la compañía.
 


Una vez que se ha plasmado el mapa, se discute, se opina, se agrega, se modifica, se pule, se le puede poner arte y finalmente se lleva a uno o varios párrafos donde se sintetice la visión que quiere alcanzar la organización. Después se puede sintetizar aun más a través de un análisis de las palabras clave que constituyen la visión. Un ejemplo de lo anterior es el siguiente párrafo, donde se han resaltado las palabras clave de esta visión: “Lograr eficiencias con las empresas en México regulando y certificando sus procesos de comercio electrónico, otorgándoles servicios de valor agregado para su implementación masiva y vinculando a las Pymes con las soluciones que requieren para lograrlo, lo que impacta la competitividad del país.”
Ya que definimos esto, la visión de la empresa queda expuesta en una frase (no mayor a siete palabras) “Plataforma para el comercio electrónico negocio a negocio” que podemos comunicar al mercado en general.  En este punto tenemos un gran mapeo mental donde están definidos todos los nuevos proyectos, programas y objetivos estratégicos de la organización.  Mismos que se resumirán en un mapa estratégico para después traducirse en un balanced scorecard.
 Misión completa y sintetizada
Es importante considerar que una misión está completa, sí y sólo si está descrita y definida la interacción  que tendrá con todas las partes: clientes, accionistas, colaboradores, proveedores, gobierno, sociedad, ecología, entre otras.
Muchas son las misiones con las que nos hemos enfrentado en esta década y media de experiencia en consultoría, donde organizaciones de “primer nivel” no tienen definida su misión de forma completa. En general  sólo la enmarcan hacia el cliente, pero se olvidan de la necesidad que conlleva el que exista una claridad en el intercambio de energías y de bienes económicos que suceden con los otros actores. Es decir, con proveedores y/o alianzas o con los mismos colaboradores.  Qué pueden esperar ellos de la organización o el gobierno que finalmente si no se constituyese no habría una regulación de las fuerzas macroeconómicas y la infraestructura básica que requiere la economía o bien, la ecología, que si no tomamos conciencia y si no tenemos una filosofía  organizacional clara con respecto al mundo en que vivimos, pues pregúntese usted: ¿Qué es lo que vamos a entregar a nuestros descendientes? El descongelamiento de los polos, no es una broma, el deterioro de la capa de ozono es una realidad, el cáncer en la piel va en incremento y entre otras grandes cuestiones la riqueza que contiene la biodiversidad. México ocupa el sexto lugar en biodiversidad en el mundo, si no atendemos todos estos elementos estaremos mermando nuestro propio entorno.
Un ejemplo de misión que contiene todos estos elementos, es la siguiente:
“Altana Pharma México, parte del Grupo global Altana Pharma AG, comprometida con los médicos mexicanos para servir a sus pacientes en la búsqueda de la salud; desarrolla, fabrica y comercializa medicamentos de alta calidad e innovadores, principalmente en las áreas terapéuticas de gastroenterología, vías respiratorias y ginecología. Para retribuir a los participantes de la cadena productiva y accionistas de un justo retorno sobre su inversión. Nuestro éxito se basa en el desarrollo, talento, actitud y compromiso de los colaboradores. Convencida que el cuidado y conservación de los recursos naturales es nuestra responsabilidad con las generaciones futuras”.
Si bien, ahora comprendemos el alcance que debe tener una misión, entonces nos obligamos a poderla transmitir de manera clara a la organización. Para esto es importante hacer un ejercicio de síntesis, es decir, de resumir en una frase no mayor a siete palabras la esencia misma de lo que pretendemos dentro de la organización.
En este contexto hemos formulado ya la misión, de tal manera que podemos analizarla bajo las siguientes preguntas: ¿Cuál es el propósito de la organización? ¿Cuál es su deber ser? y ¿Cuál es su razón de existir?
Esto debe ser sintetizado a través del análisis de palabras clave del paso anterior, de la descripción completa de la misión  y al mismo tiempo de tener en mente el futuro de la organización. Por eso es que hemos primero proyectado la mente organizacional –la misión a futuro– para después regresar a nuestro presente y analizar (en su caso redireccionar la razón de ser) el propósito de la misma organización.
Ejemplo: “Con el médico para sus pacientes”; “Con el médico para tu salud”
Fácil de comunicar, retener y aprender.
¡Enhorabuena!
fuente: mundoejecutivo.com.mx

ads