Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Si vas a abrir tu propio negocio, ten en cuenta que esta decisión puede traerte ganancias, pero también algunos riesgos. Te decimos como alejar el fracaso

Pensar en abrir un negocio es algo que muchos deseamos, ya que puede ser el boleto a la independencia financiera, pero también existe el riesgo de enfrentar un quebranto.

Primero que nada, hay que saber que, en promedio, 8 de cada 10 negocios fracasan dentro de los primeros 2 años de operación. Tal vez esto es muy común, porque las personas inician su negocio enfocándose únicamente en la idea creativa que tienen.

Hay que pensar que no necesariamente se puede renunciar al trabajo fijo frente a la  promesa de que nuestra idea tendrá éxito y rentabilidad porque es un negocio que aún no ha sido probado. Existen ocasiones en las que un negocio es rentable y crece —al principio— y nos emocionamos, pero luego se estanca y ya no crece.

Para tratar de ayudar a quienes tienen las intenciones de emprender, he recopilado una lista de consejos de expertos en la materia:

Haz tu plan de negocios, este no solo incluye la idea creativa, sino que debes investigar el costo de establecer el negocio (renta o compra del local, maquinaría, imagen, publicidad), los salarios, los permisos, el costo de los servicios, el costo de la seguridad y seguros, ver qué tanta competencia hay en la zona (estudio de mercado), y comparar productos o servicios similares en la zona (conocer a la competencia).

Como en el presupuesto familiar, también para tu negocio debes de tener un fondo de emergencias que te permita pagar todos los gastos de la empresa durante un mínimo de 3 meses.

Sé una empresa legamente constituida y abre una cuenta bancaria para que de esta manera, junto con un buen historial crediticio, sea fácil acceder a los créditos que vayas necesitando. Por cierto, hay proveedores que te pueden auspiciar o financiar directamente cosas como las marquesinas de tu negocio, pintura, mobiliario, etc.

Recuerda que tus cuentas personales no son gastos de tu empresa y viceversa, así que sepáralos. En este sentido, sé disciplinado con el dinero y cumple con tus compromisos de pago.

Si te están queriendo traspasar un negocio, inspecciona primero el flujo de dinero que tiene la empresa; tanto de sus ingresos como en los pagos, saldos y deudas. Con este análisis podrás ver cuánto se lleva la operación diaria, cuánto se destina a inversión y podrás contar con un buen control sobre los flujos de efectivo de tu negocio. Esto es clave para que no tomes una mala decisión.

¿Conoces el programa de TV El Socio? Bueno pues sabrás que ahí siempre se recomienda optimizar los procesos, la calidad y la atención al cliente. Con esto podrás ahorrar tiempo y dinero, ser más eficiente y tener clientes más contentos y leales.

Sé innovador y buen líder, así tendrás empleados comprometidos y podrán desarrollar ideas que se traducirán en más negocios.
Si vas a ofrecer crédito, acércate a Buró de Crédito para que tu empresa pueda aprovechar todas las ventajas que ofrecen las herramientas y servicios de esta sociedad de información crediticia. Podrás dar más y mejores créditos, hacer ofertas de valor, según el riesgo, y mantener una cartera sana. Puedes encontrar más información en:www.burodecredito.com.mx/otorgantes-de-credito.html

Fuente: altonivel.com.mx / Por: Wolfgang Erhardt

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.