Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Conforme los costos de las universidades siguen aumentando, los emprendedores se están cuestionando la importancia de estudiar una carrera. Muchos han dicho que aprendieron más construyendo sus empresas de lo que aprendieron en la escuela.

Pero puede que la universidad siga siendo la mejor opción para los que quieren emprender, porque resulta que aunque no emula para nada el mundo de los negocios, triunfar en la escuela y en los negocios tiene más similitudes de las que nos imaginamos.

Platiqué con cinco emprendedores exitosos y me compartieron las habilidades más importantes que perfeccionaron en sus años de universitarios y que han sido fundamentales para su éxito.

1. Ingenio

Las universidades suelen ofrecer cientos de oportunidades, desde ferias y exposiciones, reuniones, clubes, fraternidades, trabajos, conferencias y muchas otras cosas que son oportunidades únicas para los estudiantes. Aunque hay mucho ruido y algunos eventos son un desperdicio de tiempo, hay ciertas oportunidades que resultan tremendamente útiles. Así que encontrar la aguja en el pajar es básico para encontrar las oportunidades valiosas en la universidad y más aún, en los negocios.

Platiqué sobre esto con Ryan Hawood, CEO de Gallery Media Group, una subsidiaria de VaynerX que se formó tras vender su compañía Purewow, a Gary Vaynerchuk. Una parte de ser ingenioso y capaz es encontrar a la gente correcta para trabajar y convertirte en alguien valioso para ellos. Una buena relación puede llevarte a descubrir nuevas oportunidades laborales cuando andas corto de dinero. “Al inicio, Purewow no tenía dinero para invertir en marketing y no podíamos hacer crecer nuestra audiencia ni nuestros suscriptores” recuerda Harwood. “Buscábamos exposición con otras publicaciones similares para llegarle a la gente que queríamos que nos consumiera”.

2. Concentración

Más veces de las que nos gustaría, los emprendedores fracasan. Pero la razón de esto no suele ser por una falta de mercado o porque los fundadores de una empresa no estén de acuerdo en algo, sino por la falta de persistencia a la hora de hacer funcionar su visión.

Platiqué con Shaan Patel, emprendedor de Share Tan a cargo de Prep Expert, una empresa de estudios multimillonaria respaldada por Mark Cuban, para conocer su opinión sobre la importancia de la valentía a la hora de construir impresas. Patel me dijo que la concentración era la razón principal por la que pudo balancear la escuela de medicina y un MBA en Yale, mientras hacía negocios.

Agregó que la habilidad para enfocarse sigue ayudándole al día de hoy: “Suelo trabajar en mi negocio con el teléfono lejos y el Internet apagado para estar libre de distracciones y sacar muchísimo trabajo”. Es claro que la concentración es una de esas habilidades que la escuela nos ayuda a perfeccionar y que sigue siendo fundamental en la carrera de un emprendedor.

3. Apertura mental

La universidad rara vez es un ambiente homogéneo. Los estudiantes varían en género, nivel socioeconómico, procedencia, y muchos otros factores que hacen que las escuelas sean súper diversas. Esta diversidad hace que sea un hervidero de ideas, un lugar en el que las ideas diferentes sean aceptadas. Por lo tanto, la adaptación a las diferencias ideológicas entre compañeros es básica.

Adam Mendler, CEO de The Veloz Group y ex estudiante de la UCLA y la USC, lo aprendió en carne propia. Me dijo, “en mi colonia y en mi prepa no había mucha diversidad. El tiempo que pasé en la universidad (en USC) fue mi primera experiencia real con un escenario diverso, y afortunadamente, pasé mucho tiempo trabajando en proyectos con equipos sumamente diversos”. Y agregó: “En el mundo real, la mayoría de la gente no se ve como tú,  ni habla como tú ni piensa como tú, y ser capaz de trabajar bien con la gente que es diferente a ti es fundamental en cualquier nivel profesional”.

Ser capaz de tomar en cuenta las diferentes ideas a la hora de tomar una decisión es crucial en los negocios, y suele ser un esfuerzo grupal. La escuela es el lugar ideal para exponerte a una gran variedad de ideas y explotarlas a tu favor.

4. Habilidades interpersonales

Tener excelentes habilidades interpersonales significa que puedes ser claro, conciso y agradable. La gente que tiene estas habilidades puede trabajar bien con otras personas independientemente de quién sea, y mantener su personalidad.

Al respecto, Michael Lisovetskyh, co-fundador de JUICE Labs y ex alumno de la escuela de negocios NYU Stern dice que “la universidad es el ambiente perfecto para mejorar tus habilidades interpersonales y usarlas como base para construir relaciones que avanzan”. Ser capaz de comunicarse y de trabajar en equipo con sus compañeros preparó a Lisovetsky para trabajar con los clientes actuales de su compañía que incluyen a Paris Hilton, Kenneth Cole, entre otros.

Está claro que las habilidades interpersonales pueden ser de las más importantes para los que quieran emprender, y la escuela te ayuda a perfeccionarlas.

5. Administración del tiempo

Tanto en la universidad como en tu profesión, la falta de estructura siempre será más común, es decir, que rara vez te van a dar instrucciones específicas para hacer algo ni tiempos de entra específicos. Por lo tanto, es fundamental que siempre tenga en mente tu objetivo y que sigas siendo productivo, incluso cuando las cosas no son claras.

Para entender más sobre esto, Elliot Choy, dueño de un canal de YouTube sumamente popular entre estudiantes de prepa y universidad, ha logrado sumar más de 140,000 suscriptores y 6 millones de reproducciones desde su dormitorio en la universidad, a la vez que estudia negocios. Me dijo “Me ayuda mucho poder visualizar mis tiempos libres en el día y poder llenarlos con tareas sencillas que requieren de tiempo y atención. Fragmentar las tareas grandes me ayuda a ir progresando poco a poco a lo largo del día.”

Para lograr el éxito en los negocios se necesita lo mismo. Como fundador, es normal que llegues a la oficina sin saber qué necesitas hacer pero con una serie de reglas que seguir, y en ocasiones, nadie te pedirá cuentas en el día a día. Para eso es importante lograr manejar una estructura de tiempo que te funcione.

Fuente: entrepreneur.com  / Por: Steven Li

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.