Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

“No tiene sentido contratar personas inteligentes y después decirles lo que tienen que hacer. Nosotros contratamos a personas inteligentes para que nos digan qué tenemos que hacer”, frase célebre de Steve Jobs, fundador de Apple.

Tener una visión clara de la misión de la compañía, transmitirla a los equipos de trabajo y motivarlos para alcanzar los objetivos de la empresa, son un factor clave para ser un buen líder, pero, ¿qué te mantiene en esta posición?

Meta4, firma de soluciones en la Nube para la gestión y el desarrollo del Capital Humano, sugiere algunas cualidades a reunir por quienes ejercen el liderazgo al interior de las compañías.

Flexibilidad

El mundo ha experimentado enormes avances propiciados por los cambios tecnológicos. Las empresas no son ajenas al proceso y el talento de las organizaciones está obligado a adaptarse. Mostrar flexibilidad ante nuevas herramientas y explotarlas al máximo en beneficio de la organización, es indispensable para poder sobrevivir en el entorno en el que se opera.

Curiosidad

La curiosidad es una cualidad que requiere un buen líder. El interés por las nuevas tecnologías, avances científicos de diversas áreas y hasta investigación de los procesos productivos de otras industrias pueden ser disparadores para ideas a incorporar en la empresa.

Descubrir y construir el futuro es una de las características más importante del liderazgo empresarial. Incorporar desarrollos de otras industrias y hasta de campos que están fuera de los límites de los negocios es fundamental.

Innovación

Una idea puede ser la diferencia entre mantenerse en el mercado o perderse en él, pero la capacidad para llevarla a cabo es lo que diferencia a un líder de un soñador. Las empresas deben reinventarse varias veces a lo largo de su historia y quien esté al frente debe conducir estas transformaciones a través de la innovación.

Capacidad para delegar

Delegar no es desentenderse. Quienes buscan controlar todo lo que se realiza en su empresa no sólo no lo lograrán sino que afectarán la confianza de los empleados. Saber delegar requiere un conocimiento de los equipos de trabajo y de la motivación de los empleados. Asignar roles específicos aporta claridad y brinda confianza para desarrollar el máximo potencial de cada persona.

Capacidad para tomar decisiones

Esta capacidad es un diferencial que se puede observar en los empleados y que es valorado por los directivos. La formación de equipos de trabajo y su conducción, también requiere decisiones cotidianas y constantes. Análisis de factores, objetividad y creatividad son fundamentales a la hora de tomar la decisión correcta.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.