Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El aguinaldo es una gratificación del trabajo que has realizado en todo un año; para muchos, se trata de una prestación para las personas que trabajan en el sector formal que tristemente está en vías de extinción. Así que si tu empresa todavía te la ofrece debes saber muy bien cuánto recibirás y cómo es la mejor forma de administrarlo.

De acuerdo al Artículo 87 de la Ley Federal del Trabajo el aguinaldo se debe entregar antes del 20 de diciembre y debe ser 15 días de salario, por lo menos.
1. Si eres empleado de una empresa privada. Te corresponden mínimo 15 días de salario. Divide tu salario mensual entre dos y obtendrás la cantidad a recibir.
2. Si eres empleado del Estado. Te corresponden al menos 40 días de salario. Aquí considera que pudiste haber recibido la mitad en la primera quincena de noviembre con motivo del Buen Fin. Divide tu sueldo mensual entre 30 y multiplícalo por 40, y ese es el monto total a recibir.
3. Si eres un empleado contratado vía outsorcing. Si estas contratado bajo este esquema, entre tus derechos, se encuentra el aguinaldo.
4.  Si eres trabajador por honorarios. No es una obligación por ley para la empresa que te contrata.
5. Si trabajas para una pyme o con emprendedores.  Podrías recibir algún tipo de gratificación dependiendo del empleador.

¿Cómo se calcula el aguinaldo?

Si no has cumplido el año de servicios, independientemente de que te encuentres laborando o no en la fecha de liquidación del aguinaldo, tienes derecho a que se te pague la parte proporcional del mismo, conforme al tiempo que has trabajado.

Ejemplo 1. Vamos a suponer que un trabajador entró a trabajar a una empresa privada el 1 de julio con un sueldo de 10 mil pesos y se mantiene en su empleo hasta el fin de año. En total habría trabajado 184 días. La operación a realizar es la siguiente:

10,000 pesos entre 30 días = 333.33 (sueldo diario)
15 días de aguinaldo entre 365 días del año = 0.041 proporción por cada día laborado
0.041 multiplicado por 184 días laborados = 7.5 días proporcionales
333.33 de sueldo diario multiplicado por 7.5 días proporcionales = 2,500 pesos
Este trabajador recibirá por concepto de aguinaldo $2,500 pesos.
 
Ejemplo 2. Una persona entró a laborar a una institución gubernamental el 16 de agosto, también con un sueldo mensual de $10 mil pesos, y se mantiene ahí hasta el fin de año. Esto significa que trabajaría 138 días. El cálculo queda de la siguiente forma:

10,000 pesos entre 30 días = 333.33 (sueldo diario)
40 días de aguinaldo entre 365 días del año = 0.109 proporción por cada día laborado
0.109 multiplicado por 138 días laborados = 15
333.33 de sueldo diario multiplicado por 15 = 5,000 pesos
Esta persona recibirá $5 mil pesos por concepto de aguinaldo

Considera los impuestos

Es importante señalar que el aguinaldo es un ingreso que está sujeto al pago de Impuesto Sobre la Renta (ISR), por lo que tienes que considerar la retención antes de la cantidad neta que vas a recibir. 
Asimismo, si el aguinaldo es inferior al equivalente de 30 días de salario mínimo ($1,942.80 pesos para el área geográfica “A”, y $1,841.40 para el área geográfica “B”), entonces está exenta de impuesto.

¿Cómo dividir el aguinaldo?

Sonia Sánchez, experta en finanzas personales, explica que diciembre es un mes de abundancia, porque muchas personas además de recibir la última quincena de diciembre, reciben el aguinaldo y un fondo de ahorro (que se hace con aportaciones del patrón y el empleado). 

La experta explica que si bien cada persona debe hacer un análisis de su situación financiera actual, existe una fórmula que bien podría ayudarte a administrar mejor tu dinero, sin pasar una Navidad y Fin de Año amargos, ni una cuesta de enero. La fórmula es la siguiente:

30% al ahorro

Uno de los pilares de una finanzas sanas es el fondo de emergencia. Un ahorro equivalente a tres meses de tus gastos que puedas destinar en caso de que te quedes sin trabajo o tengas una emergencia por salud en los primeros meses del año.

30% a pagar deudas

Si tienes deudas en tus tarjetas de crédito es una buena oportunidad para que las bajes. La recomendación es que si tienes varias tarjetas con pagos pendientes, liquides una por una y así notarás el avance y la mejora en tus finanzas. Si tienes varias deudas, empieza por la más pequeña y sigue con las medianas y grandes. 

Si con el 30% no alcanzas a cubrir tus deudas, te recomendamos no uses en estas fechas la tarjeta de crédito.
Si eres de los pagadores puntuales y no tienes deudas, sino pagos programados, puedes empezar a usar el dinero en metas de corto o mediano plazo. Por ejemplo, destinar el ahorro a tus próximas vacaciones o al ahorro porque quieres tener un hijo, etcétera.

30% para disfrutar

"El dinero también se hizo para disfrutar", dice Sánchez. Tampoco se trata de tener una Navidad amargada, deja un porcentaje para usarlo para tener una fiesta moderada y con gastos controlados.

10% para ti

Si hiciste bien los números, entonces debe quedarte 10% para ti. La experta recomienda usarlo en un curso, en un retiro espiritual o un coaching personal. "Algo que te ayude de forma personal y profesional. ¡Invíertelo en ti mismo!"
Sánchez concluye que administrar el dinero no es guardarlo, sino es gastar en lo importante, marcar prioridades e ir acomodándolo. "Recuerda que si despilfaras en diciembre, tendrás un triste enero. Ten un balance y disfruta ahora, pero guarda para mañana".

Si está fórmula no te convence del todo, aquí te dejamos una infografía con otra fórmula que incluye la inversión en tu fondo de ahorro.

info invertir aguinaldo

 

Fuente: www.altonivel.com.mx /

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.