Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La vida se trata de tomar decisiones todo el tiempo, pero algunas de ellas son tan importantes que pueden impactar y cambiar la vida de una persona totalmente. Elegir la carrera universitaria es una de ellas, ya que no sólo marcará el presente de un estudiante, sino también su futuro, es decir, su proyecto de vida.

No obstante, muchas veces los jóvenes hacen esta elección de manera errónea con consecuencias negativas en diversos aspectos de su vida.

De acuerdo a datos del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS), 3 de cada 10 jóvenes en México elijen una profesión que no va de acuerdo a sus intereses y aptitudes, ya que muchas veces toman esta decisión influidos por su entorno sin considerar realmente todas las opciones que se les presentan.

Ante esto, el maestro Alberto Ángel Albarrán Espinal, psicólogo asesor y académico en la Unitec, menciona: “al entrar a la universidad los jóvenes comienzan a plantearse sus metas, cuestión que muchas veces se ve influida por su entorno y creencias que vienen desde sus familias, por ejemplo, pensar que para ‘ser alguien en la vida’ es necesario tener un título. Esto en ocasiones ha llevado a los jóvenes a acudir a la universidad en busca de un papel, casi por obligación y no por adquirir conocimiento, lo que puede llevar a elegir erróneamente la carrera que se busca estudiar y terminar abandonando los estudios”.

Pese a esto, aunque parezca que ingresar a una carrera que no es de nuestro total agrado implica tener que cursarla obligatoriamente, o que en un futuro se terminará por abandonarla, existen algunos consejos que podrán ayudar a los jóvenes a replantearse esta opinión y tomar la mejor decisión para su desarrollo personal y profesional:

Reflexiona si realmente la carrera que elegiste es para ti

En ocasiones nos sentimos abrumados por la carga de trabajo que implica entrar a la universidad y pensamos que quizá la carrera que elegimos no es la correcta; sin embargo, no siempre sucede así. Por ello es importante reflexionar si se trata sólo de un mal momento y estrés, o de verdad esa carrera no es lo que esperábamos.

Autoanalízate y define qué quieres hacer el resto de tu vida

Preguntas como: “¿qué me veo haciendo en 5, 10 o 15 años? ¿a qué me quiero dedicar en un futuro? ¿qué es lo que realmente me apasiona?” pueden ayudarte a definir la mejor opción para continuar tus estudios. Al momento de decidir qué licenciatura cursar no se debe ver esta elección como un ‘tengo que’, sino un ‘me gusta’; es decir, elegir lo que nos apasiona en la vida, lo que va más acorde a nuestros gustos y aptitudes.

Investiga acerca de las escuelas que te brinden otras posibilidades

Hoy en día existen instituciones universitarias que brindan opciones de cambio de carrera o inclusive revalidación de materias que permitan a los jóvenes no ver truncado su camino, por el contrario, apoyarlos a brindarles mejores opciones para su desarrollo académico, personal y profesional.

Evalúa otros factores que puedan influir en tu decisión

Investiga, analiza y considera las carreras que más te llaman la atención; conoce sus planes de estudio, las áreas en las que podrás trabajar al terminar y su oferta de empleo en el mercado laboral. De esta forma estarás más preparado para tomar una mejor decisión.

"Elegir o cambiar de carrera no es poca cosa, ya que esto impactará a futuro, por ello cada uno de nosotros debe hacerse responsable de su vida y sus elecciones. Al momento de decidir qué licenciatura se va a cursar no debemos ver esta elección como un ‘tengo que’, sino un ‘me gusta’; es decir, elegir lo que nos apasiona en la vida, así podremos decidir mejor y disfrutar todo lo que hagamos”, concretó el maestro Alberto Ángel Albarrán Espinal.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx/

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.