Emprendedores
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Hay una comunidad cada vez más grande de personas que optó por abandonar la comodidad corporativa de 9 a 17 a cambio de una perspectiva mal pagada, estadísticamente imprudente y estresante como es construir algo desde cero. Y disfrutan cada minuto.

¿Y por qué no lo harían? Los emprendedores exitosos son los rockstars del siglo XXI, llenos de elogios e inundados con acuerdos que harían que incluso la cabeza de Mick Jagger girara (al menos más de lo habitual).

Aún así, los datos son una dura amante, especialmente para los emprendedores. Nueve de cada diez startups fallan, y cada vez es más difícil encontrar fondos suficientes para su proyecto. Con eso en mente, antes de dejar tu trabajo diario y arriesgar todo tu futuro, es crucial preguntarse: “¿Realmente tengo lo que se necesita para ser emprendedor?”

Para ayudarte en el camino hacia la autoconciencia, aquí está nuestra lista de las características más comunes que se encuentran en los emprendedores más exitosos. Si bien ninguno de estos rasgos puede garantizar tu lugar entre las estrellas de los negocios, a menudo son obligatorios para el éxito de cualquier startup.

1. Pasión desenfrenada

Independientemente de lo que intentes construir, estar clínicamente obsesionado con tu producto es el primer paso para hacerlo grande. Los emprendedores son personas en una misión. Ya sea reinventando una industria multimillonaria, curando enfermedades notorias o ayudando a las personas a defecar mejor, son completamente desvergonzados y sin complejos

Según una encuesta de Gallup, solo alrededor del 13% de los empleados en todo el mundo se describen como “comprometidos en el trabajo”. Los emprendedores tampoco están comprometidos en el trabajo. Ellos son su trabajo. Al mercado no le importan los sueños y aspiraciones de nadie. Es frío e implacable, y la única forma de vencer las probabilidades es viviendo y respirando la idea.

Ser apasionado por el trabajo también tiene sentido comercial perfecto. El entusiasmo es contagioso. Se propaga a los compañeros del equipo, haciéndolos trabajar más duro para implementar la visión de la empresa. Se nota en el servicio, convirtiendo a sus clientes en fieles embajadores de su marca.

La falta de celo genuino sobre su producto es uno de los mayores escollos de los emprendedores de hoy. Claro, construir una aplicación para selfies parece pagar dividendos hoy en día, pero ¿eso es realmente algo que te importa? Si es así, por supuesto, fortalece nuestro juego de selfies. Sin embargo, si solo lo haces por dinero, hay muchas otras lagunas en el mercado a considerar. Una de ellas seguramente encenderá tu propio fuego emprendedor.

2. Inmunidad al stress

Una startup no es para los débiles de corazón. Con tantas cosas que potencialmente pueden salir mal en un momento dado, mantenerla unida requiere algunas habilidades únicas para resolver problemas, junto con un umbral de estrés anormalmente alto.

En pocas palabras, ser emprendedor significa vivir con crecientes incertidumbres. Has gastado todos tus ahorros en la construcción de un producto, pero ¿y si nadie quiere comprarlo? ¿Qué pasa si tu competidor te gana en el mercado? ¿Cómo pagarás a tus empleados el próximo mes? ¿Que pasa si te quedas sin dinero? ¿Qué pasa si los clientes no están contentos con el diseño?

No hace falta decir que operar tu propio negocio requiere un tipo especial de tenacidad mental. Pero es esta habilidad excepcional para manejar los miedos lo que separa los Facebook de los Myspaces de este mundo.

Por naturaleza, las startups son un tipo de empresa de alto riesgo y alta recompensa. Mantener la compostura mientras se dispara la velocidad de combustión no es una tarea fácil. Sin embargo, es uno que la mayoría de los fundadores han tenido que enfrentar en un momento u otro. (Respiraciones profundas).

3. Persistencia terca

Guste o no, tu startup no será una historia de éxito de la noche a la mañana. En todo caso, probablemente serás rechazado innumerables veces en cada paso del camino, desde el crítico de la aplicación de bajo perfil hasta los fondos multimillonarios de capital de riesgo. ¿Y sabes qué? Eso está perfectamente bien.

El rechazo es una forma de vida para la mayoría de los emprendedores. Los fundadores más exitosos de la actualidad son aquellos que apenas son escalonados por personas que constantemente les dicen “no”. Eso no quiere decir que sigan haciendo lo mismo esperando que funcione. En cambio, ven cada negación como una oportunidad de obtener comentarios invaluables sobre su producto.

Lo peor que puedes hacer es tomar los rechazos como algo personal. Si quieres triunfar como emprendedor, tendrás que dejar tu ego en la puerta de la empresa. Aprende a amar tus fracasos; podrás aprender de ellos más rápido si lo haces.

Cuando las cosas se ponen difíciles, lo duro es ponerse en marcha. Para tener éxito, primero debes fallar.  La perseverancia es fundamental para el éxito de cualquier startup. Si estás buscando una manera rápida de hacerte rico, probablemente sea mejor que pruebes la lotería.

4. El liderazgo de los más exitosos

¡Es peligroso ir solo! (Vamos, ¿no hay fanáticos de Zelda?) Un emprendedor es tan fuerte como su equipo. ¿Recuerdas la encuesta de Gallup de hace un momento? Si no puede cultivar la confianza mutua y motivar a las personas con las que trabaja, pronto será imposible hacer algo a tiempo.

La falta de armonía del equipo se cita repetidamente como una de las principales causas de fallas en el inicio. Como tal, la mejor manera de construir relaciones de calidad con sus empleados es imponer y fomentar una comunicación transparente en todo momento.

La mayoría de las nuevas startups no pueden permitirse un departamento de recursos humanos residente desde el principio, por lo que es el CEO el que tiene que asegurarse de que todos se sientan entusiasmados con el trabajo que están haciendo. Es por eso que la empatía es un producto tan candente entre los fundadores: les corresponde identificar los principales impulsores de cada empleado y detectar cuándo no se satisfacen sus necesidades.

Un emprendedor también debe poder “vender” la visión de su empresa no solo a sus empleados, sino también a sus clientes, socios e incluso posibles inversores. Un poco de carisma es muy importante, y ser un maestro narrador de cuentos está más o menos en la descripción del trabajo.

5. Gestión del cash flow

Las quiebras iniciales a menudo son el resultado de una mala supervisión financiera, en lugar de la falta innata de demanda de su servicio. Manejar dinero es tan importante como ganarlo, y muchos fundadores parecen reacios a repasar sus matemáticas.

Aquí es donde debes dejar que brille tu Tío Rico McPato interior. En esencia, el flujo de caja representa el movimiento de fondos dentro y fuera de tu empresa. Por un lado, está el dinero que ingresan tus clientes, lo que se traduce en ingresos. Por otro lado, la cantidad que gastas pagando por herramientas, suministros y trabajadores, también conocidos como gastos.

Un emprendedor que está en el negocio desde hace un año conoce su saldo de caja exacto en cualquier momento. Conoce su costo de adquisición de clientes o el costo por unidad como el dorso de su mano cansada. Identificó y eliminó rápidamente todos los gastos innecesarios relacionados con su negocio. Volverse paranoico sobre el dinero es el primer paso para no tener que preocuparse nunca más por él.

6. Adaptabilidad perpetua

Para mantener su negocio a flote, a menudo tendrás que ser más flexible que una gimnasta olímpica. Ser capaz de adaptarse rápidamente a los cambios en el mercado significa volver a visitar el tablero de dibujo de vez en cuando y realizar cambios significativos en su diseño, características o incluso en todo el modelo de negocio. Si el producto final no se parece en nada a lo que comenzó inicialmente, probablemente lo estés haciendo bien.

Muchos fundadores son demasiado lentos o vacilantes cuando se trata de adaptarse a las demandas del mercado. Muchas veces, esta falta de voluntad para cambiar se reduce a nada más que ego. Ser flexible significa aceptar que estabas equivocado en el pasado. También significa reconocer que lo que estás haciendo simplemente no está funcionando, una y otra vez. Dudar constantemente de ti mismo puede ser difícil de conciliar con tener un fuerte sentido de ti mismo, lo que también es imprescindible para llegar a los negocios.

Hay un punto dulce en algún lugar entre la inseguridad completa en tus decisiones y una autoconfianza enormemente inflada. Encuéntrala y ya estás por delante del 90% de los emprendedores.

7. Curiosidad sin fin

En el mundo de las startups, si dejas de aprender, mueres. La mayor parte de lo que los fundadores de hoy están haciendo aún no se ha enseñado en las escuelas, por lo que depende de ti encontrar la información que necesitas por tu propia cuenta.

Como emprendedor, a menudo necesitas encontrar una brecha en el mercado primero y familiarizarse con el mercado en segundo lugar. No pudiste encontrar una niñera para tu perro y te quejaste con tu amigo. Él ha tenido el mismo problema, así que pensaste para ti mismo: “¿qué pasa si comienzo una comunidad de cuidadores de perros en todo el país?”

En este punto, probablemente no tengas idea de cómo se ve realmente el mercado. No sabes qué tan grande es si hay competencia, y qué regulaciones específicas para perros existen. Lo que sí tienes, sin embargo, es una idea. Hacerlo realidad requiere pruebas rigurosas y convertirse en un experto de buena fe en todo lo relacionado con el cuidado de perros, desde entrevistar a propietarios angustiados hasta el desarrollo real del producto.

Este proceso de aprendizaje nunca se detiene. Siempre habrá nuevas características y lugares de negocios para explorar, y nuevos obstáculos que superar. Conocer tu industria al revés requiere un interés genuino en lo que hace y un deseo de estar siempre un paso por delante de la competencia.

Dino Ibisbegovic Entrepreneur Handbook

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.