Liderazgo
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Antes de la pandemia existían muchas dudas sobre la eficacia del trabajo a distancia; sin embargo, para los que lo hemos vivido, ha tenido múltiples beneficios de lo que muchos imaginaban. Como resultado, un modelo híbrido que abarque lo mejor del trabajo remoto y presencial podría establecerse en algunas empresas.

Aunque adaptarse a este nuevo modelo de trabajo puede parecer sencillo en teoría, resultará más matizado en la práctica, especialmente en lo que respecta a la cultura organizacional.

Anteriormente, el departamento de Recursos Humanos, en la mayoría de las empresas, era el encargado de la labor de fomentar una cultura organizacional eficaz: implementar prestaciones, realizar encuestas anuales sobre la satisfacción de los empleados e informar los resultados. Una vez completadas sus listas de tareas pendientes para la creación de cultura, pasaban a otras actividades.

Hoy, la cultura organizacional es una acción fundamental que debe ser guiada por la visión del líder para mantener a los empleados unidos, motivados y continuar comprometidos manteniendo la razón de ser de la empresa. Nutrir la cultura interna permite que las personas y las empresas prosperen. Después de un año de trabajar a distancia, en la mayoría de las empresas, no sólo ha tenido un impacto profundo en los colaboradores y en el modelo de negocios, afectando en todos los aspectos a tu negocio.

Aquí conocerás algunas estrategias para construir y fortalecer una cultura organizacional que impacte de manera positiva en la competitividad de tu empresa:

Responsabiliza a la alta dirección

Como líder, participar en el camino hacia una organización que fomente una cultura interna vibrante y fuerte para impulsar la salud, el bienestar y la productividad de tu equipo es una inversión que pagará aún más dividendos en 2021 y años más allá.

La calidad de la gestión ejecutiva y del liderazgo organizacional es uno de los componentes más críticos del éxito de una empresa. Los líderes de la empresa son responsables de dirigir el negocio en la dirección del crecimiento, la innovación y la sostenibilidad.

Logra el compromiso de los colaboradores

Junto con todo lo que sigue girando en torno al mundo empresarial, la desvinculación de los empleados es el principal problema al que muchas organizaciones se enfrentan, pues las soluciones que funcionaban anteriormente hoy no son suficientes.

El siguiente paso para resolver un problema tan crítico es continuar reinventando las estrategias de participación de los empleados y diseñar todos los planes disponibles para fomentar la participación de los empleados de manera remota. Céntrate en los obstáculos de tus programas de participación para tus colaboradores y propón soluciones más inteligentes.

Adopta la tecnología

Si bien, promover la cultura organizacional implica principalmente las habilidades sociales, la tecnología realmente puede ayudar a dar vida a tu visión. La comunicación es una parte esencial de cualquier organización saludable y querrás apoyarte en tecnología que lo facilite. Algo tan simple como un sistema de mensajería para toda la empresa mantendrá a los empleados en contacto contigo y entre ellos.

La cultura organizacional también puede y debe extenderse a tu estrategia de relación con el cliente. Cuanto más feliz esté tu equipo, mejor tratarán a los clientes. Mejorar la comunicación entre tu empresa y tu cliente, ayudará a desarrollar relaciones duraderas y redituables.

Comunicación efectiva y trabajo en equipo

Existen empresas en donde la comunicación es un flujo unidireccional que sólo fluye hacia abajo desde la gerencia hasta el equipo. En situaciones como esta, los colaboradores deben sentir que tienen una voz para comunicar sobre todo sus sentimientos, cómo ser más productivos, y cómo mejorar las comunicaciones internas y con los clientes.

En una organización sana, todo el mundo siempre aporta valor. Los gerentes enfocados en una cultura organizacional positiva deben preguntar: “¿Qué opinas al respecto? ¿Es una buena idea? ¿Cómo lo harías de manera diferente?”. Escucha las opiniones de la gente, sin importar cuáles sean.

El poeta bengalí Rabindranath Tagore dijo alguna vez que: “No puedes cruzar el mar simplemente mirando el agua.” Mantener la cultura organizacional de tu empresa en estos momentos, depende del esfuerzo de los dirigentes encabezados por ti. Todos deben tener una comprensión clara, coherente y común de ella, y trabajar juntos en un esfuerzo coordinado para continuar cultivándola.

El nuevo trabajo del CEO y los directivos no solo es transmitir la cultura de la empresa desde arriba, sino priorizarla como un objetivo del negocio para que tu organización navegue pronto a tierra firme con una tripulación comprometida y contenta.

Fuente: Mundo Ejecutivo

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Por favor, habilite el javascript para enviar este formulario

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.