Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Mark Miller, experto en liderazgo y autor de Chess Not Checkers, piensa que todo líder necesita un scorecard (cuadro de mando). Una herramienta que recupera indicadores para una mejor toma de decisiones y control. Básicamente es una hoja de papel donde se anotan los objetivos, los avances y todo lo relacionado con lo que se está haciendo.

“Un cuadro de mando es una herramienta maravillosa, de múltiples facetas. Piensa en ella como una navaja suiza para un líder”, menciona.

Y asegura que con un cuadro de mando bien concebido, un líder puede hacer lo siguiente:

Crearás enfoque

El mundo actual nos bombardea con hechos, cifras, datos, análisis y opiniones. y es una tendencia que no va a disminuir. Por lo que, si estableces un sistema de métricas establecerás la prioridades. Con esto decidirás qué es más importante y a qué debes enfocarte primero.

Monitorearás el progreso

Un cuadro de mando es como el tablero de un auto: te indica el nivel de combustible, del aceite, la velocidad y su kilometraje. Los más modernos, incluso, incluyen GPS. Lo mismo hace el cuadro de mando de los líderes, incluye indicadores de cómo estás avanzando en tu viaje.

Evaluarás la eficiencia

Un cuadro de mando es una gran herramienta para determinar si es necesario hacer ajustes o vas por el buen camino.  ¿Estás haciendo tu trabajo con deficiencia? ¿Tu plan para le rendimiento de la empresa fue el adecuado?

Celebrarás tus progresos

Los líderes deben buscar razones legitimas para celebrar. Un repunte en las métricas clave, por ejemplo, es una maravillosa oportunidad de decir "gracias por sus esfuerzos adicionales; miren lo que estamos haciendo, debemos seguir así”. Pero sin datos, sin un acuerdo sobre un conjunto de métricas, se pierden las oportunidades para reconocer a las personas.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx /

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.