Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Recibir una oferta de trabajo es un logro, sobre todo cuando se lleva algún tiempo buscándola. Sin embargo, no todas la oportunidades son idóneas y —en algunos casos— lo mejor sería rechazarla y esperar por la próxima entrevista.

Aunque las causas para saber si se debe rechazar o no una oferta no siempre son tan claras, por lo que hay que considerar cuidadosamente antes de tomar la decisión final. Y es por eso que el sitio Business News Daily desarrolla cinco señales que te indicarán si el trabajo es el adecuado para ti.

1. La cultura no encaja con lo que quieres

Las personas que buscan trabajo siempre tienen en mente una cultura ideal. Un ambiente donde, de acuerdo a su personalidad y hábitos de trabajo, podrá prosperar y dar el máximo. De ahí la importancia de tratar de percibir cómo es la cultura en la compañía desde la entrevista. ¿Cuál es el ambiente de oficina? ¿Los empleados se ven cómodos trabajando ahí? ¿Hay signos de diversión? Son algunas de las preguntas que puedes hacerte antes de aceptar.

2. No te quedan claros los detalles del puesto

Una buena oferta de trabajo debe darte la información básica sobre una posición, incluso antes de llegar a la entrevista. El gerente de recursos humanos sólo debe detallar qué implica dicho papel. Si has recibido la oferta y todavía tienes dudas de lo que vas a hacer, quizá deberías alejarte. La claridad es uno de los factores más importantes.

3. No te reta lo suficiente

Es posible que, en base a tu experiencia previa, esta oportunidad de trabajo no te permitirá explotar tu máximo potencial. Asegúrate de que tu nuevo trabaje te rete lo suficiente y de que aprenderás todo el tiempo. Si no lo hace, es posible que te aburras.

4. Investiga por qué está disponible el puesto

Es importante saber por qué el puesto que cubrirás está disponible. Si estás remplazando a alguien, ¿renunció o fue despedido, cuánto tiempo trabajó en la empresa? Las altas tasas de rotación y los periodos cortos de trabajo indican una baja moral y una mala cultura empresarial.

5. No estás emocionado con la oferta

Si un presentimiento te lo dice, quizá el trabajo no es el adecuado. Si tienes dudas es porque quizá no quieres trabajar ahí. Entonces, lo mejor será buscar un lugar donde te emocione trabajar.

Fuente: www.mundoejecutivo.com.mx /

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.