Photo by Bram Naus on Unsplash

Typography

¿Hace cuánto no revisas tu Currículum vitæ (CV)? De acuerdo a las encuestas más recientes 39% de las personas respondió que no actualiza su CV desde la última vez que aplicó para un trabajo, otro 8% no recuerda cuándo fue la última vez que lo vio, siquiera.

Los expertos indican que el CV debe actualizarse cada 6 o 12 meses, no sólo para agregar nuevos puestos o responsabilidades, también para deshacerte de cualquier cosa que no te garantice ese siguiente trabajo.

Aquí te decimos 9 detalles que debes ir a eliminar ahora mismo de tu CV:

1. Tu foto

No importa qué tan formal sea tu foto, incluirla es arriesgado porque los reclutadores podrían tomar decisiones influidos de manera negativa por cómo luces.

2. Fechas que dejen ver tu edad

Tu fecha de nacimiento, así como el año en el que te titulaste, revela tu edad, y para evitar ser juzgado por tener cierta edad, es preferible eliminar toda fecha.

3. Detalles de tu licenciatura

Tus logros dentro de tu licenciatura es mejor dejarlos fuera del CV, sobre todo si no encajan con el puesto que buscas o ya tienes más de dos trabajos registrados en el documento.

4. Trabajos irrelevantes

Tu CV no debe ser una guía completa de tu historia laboral, por lo que debes eliminar todo trabajo que no sea relevante para lo que estás aplicando, para no entorpecer la lectura.

5. Errores ortográficos y “dedazos”

Está de más mencionarlo, pero debes cuidar tu ortografía y escritura, pues aunque parece que son errores menores y que el CV se entiende aun con dedazos, puede costarte un nuevo trabajo.

6. Formatos complejos

Evita colores, fuentes tipográficas y gráficas extravagantes, esto no quiere decir que despojes de personalidad tu documento, sólo facilita su revisión.

7. Referencias

Si vas a incluir referencias, hazlo para todos los trabajos mencionados en el documento, si sólo tienes referencias de algunos es mejor no incluir ninguna.

8. Lugares comunes

Elegir palabras que te describan sólo para coincidir con los requisitos de la vacante, no sólo te hace ver poco creativo, es lo que todos piensan en escribir y por eso debes evitarlo.

9. Tu correo electrónico

No subestimes la importancia de tener un correo electrónico profesional. Ese correo de nombre ominoso o “cool” de la preparatoria lo puedes dejar para cuando interactúes en ámbitos menos serios.

Fuente: Mundo Ejecutivo

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.