Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Durante el mes de abril y mayo, las compras en línea tuvieron un crecimiento exponencial en México. En los primeros días de mayo, de acuerdo con un comunicado lanzado por Google, 48% de los mexicanos realizaron compras en línea, siendo la ropa y la comida los artículos más vendidos.

Por otra parte, el 38% de los encuestados, mencionaron que adquirieron servicios en línea que jamás habían visitado o considerado comprar.

Y aunque esto representa un buen panorama para muchos negocios, también hay que entender que para nuestra cartera no es del todo benéfico, y menos en un panorama tan incierto como el actual.

Según la plataforma de compras en línea Linio, la generación Millennial es la que más ha gastado en compras en línea, siendo el promedio aproximadamente $3,000 al mes en videojuegos, ropa y artículos electrónicos. Mientras que los Baby Boomers, gastan un promedio de $2,912. Lo artículos que más adquieren son perfumes, zapatos, y gadgets como tabletas y celulares.

Ahora, si gastas $3,000 en compras en línea cada mes, la suma solo se hace más y más grande.

Si eres de las personas que durante la pandemia han sentido la necesidad de hacer compras impulsivas en línea, te comparto 5 consejos que puedes poner en práctica para ir reduciendo estos hábitos de consumo desmedido y ayudar a tu cartera.

1. Tómate un minuto para pensar

Este consejo podrá parecer muy común, pero créeme que funciona. Cuando estés a punto de agregar un artículo a tu carrito de compra, piensa si es realmente necesario comprarlo.

Respóndete: ¿es algo que necesito para subsistir?, ¿va a generar un cambio significativo en mi vida?, ¿Este dinero lo puedo usar para algo más importante?... una vez que te hagas esas preguntas, lo más probable es que te des cuenta de que no necesitas ese nuevo celular, esos zapatos o ese perfume. Un minuto puede hacer la diferencia entre gastar tu dinero o usarlo de una manera más inteligente.

2. Planifica tus compras

Somos humanos, claro que está bien querer comprar cosas. Sin embargo, lo que no está bien es llegar a fin de mes sin dinero, porque hiciste compras impulsivas. Mi recomendación es que planees las compras que quieres hacer.

Si sabes que quieres comprar ropa nueva, anótalo en tu presupuesto mensual, para que tengas ese gasto en cuenta y sea parte de tus planes mensuales.

Otra estrategia que puede funcionarte es comprar eso que tanto quieres en fechas especiales, como el Hot Sale o el Buen Fin. Así, tu compra será planeada, y además, podrás monitorear los mejores precios.

3. Proyectos especiales

Algo que le comparto a mis alumnos es que deben separar su dinero de acuerdo con las áreas de su vida. Es decir, después de hacer tu presupuesto, separa tu dinero, por ejemplo, compromisos mensuales, educación, ahorro / inversiones, proyectos, etcétera. Esto te ayudará a tener tu dinero “segmentado”, y a no tomar de un área para complementar a otra.

En tu cuenta de proyectos, puedes poner el dinero que utilizarás para renovar tu guardarropa, para comprarte una televisión, o un celular…

El punto es que ese dinero no lo ocupes para otras cosas, ni que tomes dinero de otro lugar para ese proyecto. Puedes optar por tener diferentes cuentas de banco o bien, tener tu dinero en sobres separados, tal como lo hacían las abuelitas.

4. Toma en cuenta tu situación actual

¿Tienes un trabajo o un salario seguro? O ¿en este momento eres vulnerable a reducción de salario o despido? Si consideras que eres vulnerable, no gastes tu dinero en cosas de tu estilo de vida, es decir, todo lo que es únicamente un “espejito”.

No gastes tu dinero en cosas de las que te arrepentirás si corres con la mala suerte de perder tu empleo, mejor considera ahorrarlo, o bien, invierte, de esta manera, te estarás blindando ante la situación actual.

5. No lo hagas por quedar bien

Ahora que muchas personas están haciendo compras en línea y nos enteramos de todo a través de las redes sociales, podemos comenzar a sentir la presión social por comprar cosas. Pero debes recordar que no necesitas quedar bien con nadie haciendo compras solo porque sí.

Porque al final del día, no te será útil tener muchísimas cosas y estar quebrado.

Claro que podemos darnos nuestros gustos, pero también hay que ser inteligentes y no poner nuestras finanzas personales en aprietos.

Recuerda que, si tú no cuidas tu dinero, nadie más lo hará por ti, y este es el momento en el que más debemos ser conscientes y cuidarlo.

No olvides que seguimos dentro de una crisis económica y es mejor estar blindado para cuidar nuestro presente y nuestro futuro.

Fuente: entrepreneur.com

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.