Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Las juntas de trabajo son el pan de cada día en las compañías, pero a la gran mayoría de los empleados no les gusta a pesar de que sirven como catalizador para aumentar la producción.

De acuerdo con datos de Atlassian, el 91% de los empleados se distrae durante una reunión mientras que el 39% duerme en algún momento y el 47% se queja de que son una pérdida de tiempo.

Al respecto, Karina Navarro, quality assurance manager de Kokatu.com, señaló que:

“Aunque las reuniones son una herramienta fundamental para fomentar el trabajo en equipo, las empresas no siempre son capaces de sacarles el máximo partido”.

Para que una reunión funcione, es importante analizar qué ha fallado en ocasiones anteriores. Por ello, la plataforma señala los principales errores de las empresas y cómo solucionarlos:

Juntas duran demasiado

Ésta es la queja más frecuente, pues a veces las reuniones pueden parecer eternas y sin un fin. La clave es preguntarse cuál es el objetivo de la reunión o qué se quiere lograr. Cuando se cumpla dicho objetivo, es cuando la reunión debe acabar, eso elimina la necesidad de fijar un tiempo.

Hay poca atención

Para evitar que las personas no presten atención, hay que hacer preguntas regularmente para que todos estén atentos. Esto hace que los invitados se sientan parte del proceso, incluso si no tienen un rol activo.

No se consigue nada en las reuniones

Muchas veces se pierde el tiempo hablando sobre cosas que no tienen que ver con la junta. De acuerdo con Atlassian, el 91% del personal se distrae mientras el 73%hace otras cosas. Por ello, el inicio de la reunión se debe dedicar siempre a las prioridades y en que todo el mundo esté listo para la junta.

No hay nada que hacer

Muchas veces hay personas invitadas que si bien son productivas, su presencia es prescindible. Una agenda clara de los temas, permite saber a quién incluir en una y quién no. De esta manera no se le resta tiempo de trabajo al personal cuya presencia no es indispensable en la reunión.

El seguimiento de lo que se ve es nulo

Otra queja común es que, una vez finalizada la reunión, no se cumple nada de lo discutido en ella. Algo que podría ayudar a evitar esto es establecer una lista donde se fijen responsabilidades y fechas de entrega, lo cual ayudará a que la reunión conduzca a algo más que perder el tiempo.

Fuente: mundoejecutivo.com.mx /  Por: María Fernanda Hernández

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.