Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Un pequeño emprendedor de 10 años sueña con abrir una aerolínea propia por lo que le pidió consejo al director ejecutivo de una “empresa rival”.

Alex Jacquot le escribió una carta al director ejecutivo de Qantas Airways, el servicio aéreo más grande de Australia, para pedirle mentoría. Para su gran sorpresa, el CEO de la firma, Alan Joyce, no solo le respondió personalmente la misiva, sino que lo invitó a tener una “reunión entre ejecutivos”.

Según informa el portal australiano News, esto era lo que decía la carta del pequeño emprendedor:

"Soy Alex Jacquot, un niño de diez años (por favor, tómeme en serio) y quiero fundar una aerolínea. Soy el director ejecutivo de mi aerolínea, que por cierto se llama Oceania Express".

En la misiva Alex Jacquot informó a su colega CEO que su mejor amigo Wolf también es cofundador y vicedirector de la compañía y que, ya que tenía tiempo libre por las vacaciones, ya eligió qué tipos de aviones necesitará su empresa, así como números de vuelo, servicio de a bordo y demás.

Jacquot pidió al CEO de Qantas Airways consejos para ayudar a los pasajeros a dormir mejor en un supuesto vuelo sin escalas de 25 horas de duración entre Sídney y Londres. 
Qantas Airways respondió con tuit donde indicaba que, aunque generalmente sus competidores no se les acercaban a pedir consejos, no podían negar la petición de otro “líder de la aeronáutica”.

Alan Joyce escribió personalmente una respuesta al pequeño de 10 años donde le dio consejos sobre cómo asegurar el confort de los pasajeros y lo invitó a una junta para discutir ideas sobre lo que se necesita “para administrar una aerolínea”. 

“Normalmente, no estoy en el negocio de dar consejos a mis competidores”, escribió Joyce, “pero en esta ocasión haré una excepción, porque yo también fui una vez un niño que tenía tanta curiosidad por volar y todas sus posibilidades”.

El niño dijo a medios locales que se sintió tan emocionado por la respuesta que luego de abrir el sobre, “corrió por toda la casa durante diez minutos diciendo ‘¡No puedo creerlo’”. 

“También me gustaría ofrecerte un 'tour' por nuestro centro de operaciones, donde controlamos cada uno de los vuelos de Qantas”, escribió Joyce.

Ambos “ejecutivos” están revisando sus agendas para acordar el día de la cita.

Fuente: entrepreneur.com  

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.