Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Después de años de expectativa y una cantidad considerable de publicidad, las redes inalámbricas 5G por fin se convierten en realidad. Esta tecnología podría afectar nuestras vidas de manera más espectacular que cualquier cambio tecnológico.

Al respecto, Pedro Riveroll, staff solution engineer de VMware México señaló que:

La evolución de 4G a 5G no solo implica un ’más uno’ en el nombre, son años de transformación de la industria y principalmente de la tecnología en las telecomunicaciones. Esto demandará un cambio forzoso en procesos, costos, tecnología y en la gente para habilitar y aprovechar la red 5G.

De acuerdo con VMware, estos son cinco casos donde la hiperconectividad puede afectar nuestras vidas:

Ciudades inteligentes

La actualización a 5G permitirá a las ciudades manejar más datos de millones de dispositivos IoT e instalar sensores de bajo uso de energía que pueden durar años sin necesidad de reemplazo. Esto ampliará su capacidad para administrar de manera inteligente la circulación de vehículos, la calidad del aire, el uso de la energía, la seguridad pública y más.

El mundo del trabajo

El impacto más amplio de optimización de redes 5G está en dispositivos IoT industriales y comerciales. Las balizas de ubicación ya transforman la forma en que las mercancías pasan del inventario al envío y la entrega. Estos cambios aumentarán exponencialmente una vez que las redes inalámbricas ultrarrápidas estén instaladas, con capacidad para aproximadamente 125.000 millones de dispositivos IoT
para 2030.

Autos sin conductor

Para que los autos sin conductor sean completamente autónomos, deberán comunicarse con los que los rodean para evitar accidentes. También hablar con los sensores integrados en los semáforos, las señales de tráfico y el pavimento para navegar de manera más segura. Y necesitarán obtener respuestas al instante, que es donde intervienen las redes 5G de baja latencia.

Telemedicina

Las redes inalámbricas de baja latencia y calidad HD harán posibles las visitas a domicilio. La alta velocidad de red inalámbrica también permitirá la telecirugía, en la cual los especialistas situados en un hospital controlarán los equipos en otra instalación situada a cientos de kilómetros de distancia.

Espacios virtuales

Gracias al alto ancho de banda y la baja latencia de 5G, la realidad aumentada y virtual podría finalmente convertirse en una realidad práctica. Las aplicaciones de telepresencia con realidad virtual permitirán a los colegas en ciudades distantes trabajar “lado a lado”.

Fuente: mundoejecutivo.com.mx / Por: María Fernanda Hernández

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.