Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En los casi cuatro años después de que Microsoft introdujera su visor de realidad aumentada HoloLens, los consumidores prácticamente se han olvidado de él. Pero ahora está ganando terreno entre un público poco probable: los fabricantes de automóviles.

Toyota es uno de los fabricantes de automóviles que esperan que visores de realidad aumentada puedan mejorar todo, desde diseñar autos hasta fabricarlos y arreglarlos. Estos visores permiten a los usuarios combinar imágenes 3D con el mundo real.

Por ejemplo, Ford y el fabricante de camiones pesados Paccar están entre los que usan HoloLens para ayudar a diseñar coches, y Daimler dijo recientemente que compró más de 100 visores HoloLens para entrenar a sus mecánicos con modelos 3D de vehículos y piezas como sistemas de frenos.

Pero el mercado de realidad aumentada aún es pequeño: Eric Abbruzzese, un analista de realidad aumentada y virtual de ABI Research, espera que se envíen más de 2 millones de visores y lentes inteligentes este año. La mayor parte de ese mercado está formado por empresas que aún están probando la tecnología. Abbruzzese predice que crecerá a 29 millones en 2023.

El ejemplo más reciente de fabricantes de automóviles que adoptan la tecnología es Toyota. En su sede en la prefectura de Aichi en Japón, empleados como Koichi Kayano están experimentando con HoloLens para una variedad de tareas. Kayano, un gerente de proyecto que encuentra formas de usar modelos 3D en toda la compañía, está usando los visores para acelerar el proceso de medición del grosor de la pintura de un vehículo y los recubrimientos para prevenir la oxidación para garantizar un color uniforme y evitar la corrosión.

Por lo general, este proceso toma un día entero a dos personas, pero HoloLens lo reduce a cuatro horas, y solo requiere a una persona para hacerlo. Los trabajadores tradicionalmente colocan cuidadosamente los patrones de papel hechos especialmente, que tienen alrededor de 500 agujeros cortados, en el exterior de un automóvil. Un empleado escanea la pintura visible con un instrumento de medición.

Ahora, Kayano y su equipo desarrollaron una aplicación que les permite omitir el patrón de papel y usar los HoloLens para proyectar una matriz digital de puntos en un auto real, revelando qué áreas necesitan ser probadas. "Es tan rápido como usar un HoloLens y ver los puntos de medición virtualmente en el vehículo", dijo Kayano a CNN Business a través de un intérprete durante una entrevista telefónica. "El tiempo de preparación es, como, instantáneo".

Toyota también está utilizando el visor para visualizar nuevas máquinas en el piso de la fábrica, a escala y en 3-D, y determinar dónde encajarán. También está conduciendo un experimento similar para averiguar si los vehículos grandes pueden caber dentro de un edificio.

Pero HoloLens todavía enfrenta desafíos de adopción. Para empezar, es una inversión costosa: cuesta 3,000 o 5,000 dólares por visor, dependiendo de si desea una versión de desarrollador o de empresa. El hardware tampoco se ha actualizado desde que fue lanzado hace dos años y medio, y con 1.3 libras, sigue siendo pesado, especialmente cuando se usa por horas. Mientras tanto, la batería solo dura entre dos y tres horas de uso continuo.

HoloLens está lejos de ser el único dispositivo de realidad aumentada portátil del mercado. Él compite con los visores Magic Leap One lanzados recientemente por Magic Leap y las gafas de RA de compañías como ODG, Vuzix y Epson.

Sin embargo, HoloLens se ha convertido en el "estándar de oro" de los productos de RA de gama alta debido a características como mostrar al usuario imágenes en 3D que pueden adherirse a un lugar en el mundo real y dejar que una persona remota vea lo que hay en el campo de visión del mundo real del usuario, dijo Abbruzzese.

Sin embargo, las empresas han sido algo lentas para comprar y usar la tecnología de realidad aumentada debido a las preocupaciones sobre el costo, así como si vale la pena proporcionar los recursos para capacitar a los trabajadores.

Pero Abbruzzese dijo que el uso de HoloLens por parte de Toyota para medir el espesor de la pintura es un claro ejemplo de posibles ahorros.

"Toyota puede tomar una decisión bien informada sobre qué tan bien puede escalar esto y [determinar] el retorno de la inversión", dijo.

Toyota se negó a compartir cuántos visores ha comprado la compañía hasta ahora. Pero Microsoft confirmó que las compañías de automóviles los están comprando, ya sea de Microsoft o de un proveedor.

Aunque el proyecto HoloLens de Toyota es solo una prueba hasta ahora, la compañía dijo que también está ayudando con el desarrollo de un vehículo que llegará al mercado en un futuro cercano.

Fuente: www.expansion.mx  / Por: Rachel Metz

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.