Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En un periodo de alta inflación, desempleo y lenta recuperación de la economía, no parece ser un buen momento para pedir un aumento salarial. Sin embargo, muchos consideran la posibilidad de una negociación de este tipo. No es mala idea, pero vale la pena hacerlo con tiempo y bajo las circunstancias adecuadas para no fracasar en el intento.

Solicitar un ajuste salarial puede ser un verdadero dolor de cabeza, pero si tu sueldo ha estado estancado por mucho tiempo y has cumplido al 100% con tus responsabilidades, entonces quizás sea el momento de plantear esta petición a tu jefatura.

Es fundamental que te prepares y realices un análisis de tu desempeño durante el año. Esto de todas maneras te ayudará a respaldar y defender tu requerimiento, y estar al tanto qué debes mejorar.

¿Con qué frecuencia debemos esperar o solicitar un aumento?

Sería absurdo pensar en un aumento si apenas llevas unos meses trabajando para esa organización. Ninguna empresa dará mayores ventajas, si antes no observa que su colaborador es una persona comprometida, responsable y que ha logrado los objetivos, porque eso se construye sólo con el paso del tiempo. Digamos que durante los primeros tres meses apenas estarías demostrando si eres la persona ideal para el puesto que ocupas.

Por lo general éstos se conceden sólo una vez al año, aunque esto depende en un gran porcentaje de la situación de la economía, sin embargo, un cambio de puesto o aumento de responsabilidades también lo justifican.

Si desafortunadamente la empresa se encuentra en números rojos, olvídalo, no es un buen momento para solicitar más sueldo. Pero ¡ojo!, que puedes negociar también aspectos no económicos, tales como flexibilidad horaria, posibilidad de desarrollo, capacitación, modalidades de trabajo, como por ejemplo el teletrabajo, y en general todo lo que mejore tu calidad de vida laboral y que sea una buena recompensa por tu desempeño.

Pero, si ese no es el caso de tu compañía, tienes argumentos sólidos y has superado los resultados esperados por la organización y aun así no ha habido una mejora salarial, es conveniente que le plantees tu caso seriamente a tu jefatura.

¿Cómo negociar un aumento de sueldo y no morir en el intento?

Trabajando.com te entrega algunos puntos fundamentales que no debes dejar pasar a la hora de solicitar un aumento.

  •  Fecha en que se realizan usualmente los aumentos
  • Realiza un análisis racional de tu desempeño
  • Logros obtenidos y resultados esperados por la organización
  • Responsabilidades a cargo
  • Situación financiera de la empresa
  • El tiempo trabajando en la empresa

El tema dinero muchas veces predomina en las decisiones de cambio de empleo, expertos señalan que la principal razón que impulsa la búsqueda de nuevas oportunidades es mejorar su compensación salarial.

“Cumplir con tus funciones diarias, llevar mucho tiempo en la empresa y llegar temprano no son argumentos para merecer un aumento de sueldo. Esto es lo mínimo que espera le empresa de ti. Un reajuste salarial es fijado para premiar el desempeño del colaborador, y para eso debes demostrar que eres una pieza clave, capaz de asumir nuevas responsabilidades y desafíos, junto con demostrar que eso contribuye al logro de los objetivos”, señala Margarita Chico, Directora General de Trabajando.com México.

Fuente: www.trabajando.com  / Margarita Chico -Directora General

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.