Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

DiDi prepara su arsenal para pelear para entrar a la competencia con Uber y Cabify en Ciudad de México. La plataforma de transportación proveniente de China inició el reclutamiento de conductores en la capital del país y ya analiza la fecha para lanzar su servicio.

“DiDi llega a México como el primer país en donde lanzamos operaciones de manera directa. El pasado 23 de abril, la firma inició la oferta de su servicio en Toluca y, de manera posterior, su servicio en Monterrey. Ahora estamos llegando a la Ciudad de México”, dice en entrevista Pablo Mondragón, líder de Operaciones para DiDi en Ciudad de México y Toluca.

La plataforma de transportación nació en China durante 2012. La empresa ha logrado consolidarse como la empresa líder en el país asiático y pelea en otros mercados, como es el estadounidense o de Medio Oriente.

La tecnológica cuenta con 500 millones de usuarios registrados a nivel mundial y más de 30 millones de conductores. Una operación que incluye varias categorías, como es el caso de DiDi Taxi, Express, camiones y autobuses.

La misión de la empresa es convertirse en una opción de movilidad, que reduzca el tránsito en las urbes mexicanas, lo que traería un impacto positivo para la zona metropolitana.

“Es un reto muy grande por todo lo que representa DiDi a nivel global”, comenta el joven directivo.

DiDi se encuentra convencida de que México y Latinoamérica son las regiones en donde mayor penetración han tenido las plataformas de transportación, lo cual marca la ruta a seguir dentro del desarrollo de su negocio y las prioridades a nivel geográfico.

La Ciudad de México representará la inversión más grande de DiDi fuera de China, aunque la compañía prefiere no revelar el monto.

Los viajes que se realizan con este tipo de aplicaciones móviles de transporte son más de 110,000 en un día entre semana, de acuerdo con la Encuesta Origen-Destino 2017, que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La firma asiática promete más ganancias para los conductores de los automóviles y precios competitivos para ganar el corazón de los actuales usuarios de Uber y Cabify.

El cuartel de DiDi

Desde su centro de operaciones en Varsovia 39, en la colonia Juárez, un equipo de jóvenes al frente de una Mac se encargan de iniciar el registro y pruebas de confianza de quienes será el ejército de DiDi en la capital del país. Este es el cuartel de operaciones.

“La respuesta ha sido buena”, dice el ejecutivo mexicano a tan solo unas horas de haber iniciado el proceso de registro en sus instalaciones, las cuales se encuentran ubicadas a un par de cuadras de las instalaciones de Uber, en Hamburgo, 106.

Dueños de autos de cuatro puertas que no tengan una antigüedad mayor a los 8 años se hacen presentes en el centro de atención, los cuales son útiles para la categoría DiDi Express

La empresa prevé el lanzamiento de campañas de publicidad y la implementación de promociones para usuarios, así como socios al volante.

“Queremos que los conductores que formen parte de esta plataforma tengan un centro dedicado para ellos y se sientan en casa”, dice Mondragón.

La empresa ofrece una tasa de servicio de 10% para incrementar las ganancias de los socios que se registren en la firma china.

“Del lado de los pasajeros, nos estamos enfocando en tener tarifas accesibles para que más segmentos de la población puedan tener acceso a estas plataformas de movilidad”, dice Pablo Mondragón.

Además, Didi asegura que ofrecerá atención todos los días del año durante las 24 horas e implementará protocolos de seguridad efectivos para proteger a los usuarios de la plataforma.

Por ahora, la compañía ha implementado un botón de seguridad disponible para sus operaciones en Monterrey y Toluca.

“Queremos tener aquí un negocio que perdure durante muchos años”, explica Pablo, quien espera tener una base sólida de conductores para iniciar la operación lo antes posible, aunque no se aventura a pensar que sea antes de concluir 2018.

En China, la empresa hace uso de inteligencia artificial dentro de las ciudades inteligentes y permite compartir la información generada con las autoridades locales. Por ejemplo, permiten crear carriles reversibles a ciertas horas del día y el uso de semáforos inteligentes.

La empresa ya muestra interés en trabajar con las autoridades mexicanas para poder compartir parte de la experiencia generada en otros países.

 “Nos gustaría colaborar de manera directa para impactar en la movilidad”, dice Mondragón.

Pablo Mondragón quería dedicarse al mundo de la cinematografía, pero lo cambió por los negocios. Hoy solo quiere que la entrada de DiDi en México sea una historia de película. “El cambio es lo único constante y mientras sepamos adaptarnos y evolucionar será una manera de crecer”.

Fuente: www.altonivel.com.mx

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.