Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

NUEVA YORK. - General Motors (GM) anunció una inversión de 1,800 millones de dólares y la creación de 700 nuevos empleos en Estados Unidos, tras las críticas que durante varios días le hizo el presidente estadounidense Donald Trump por cerrar una fábrica en el estado de Ohio.

Una parte de este monto, 300 millones de dólares, se destinará a la planta de Orión, en Michigan, donde se producirá un nuevo Chevrolet eléctrico, detalló en un comunicado el gigante automotor de Detroit, y 400 de los 700 nuevos empleos se generarán en ese lugar. De acuerdo con GM, el nuevo Chevrolet eléctrico se produciría originalmente fuera de Estados Unidos, pero el grupo decidió dar marcha atrás.

GM explicó que en la planta de Orion se fabrica el otro vehículo eléctrico del grupo, el Bolt, y que ensamblar el nuevo modelo eléctrico en Estados Unidos permitirá además adaptarse al nuevo acuerdo de libre comercio recientemente negociado entre Estados Unidos, Canadá y México (T-MEC).

"Estamos felices de traer estos empleos e inversiones a Estados Unidos", señaló Mary Barra, CEO de GM, durante el anuncio en la planta. "Este nuevo vehículo eléctrico es otro paso positivo en nuestro compromiso por un futuro eléctrico. GM continuará invirtiendo en nuestras operaciones de Estados Unidos, donde vemos oportunidades de crecimiento".

Trump, que fue elegido con la promesa de repatriar empleos industriales a Estados Unidos, lanzó una serie de ataques contra GM en los últimos días.  Instó al grupo a reabrir una planta de Ohio, Lordstown, afectada por un plan de recortes que incluye la decidió dar marcha atrás.

GM explicó que en la planta de Orion se fabrica el otro vehículo eléctrico del grupo, el Bolt, y que ensamblar el nuevo modelo eléctrico en Estados Unidos permitirá además adaptarse al nuevo acuerdo de libre comercio recientemente negociado entre Estados Unidos, Canadá y México (T-MEC).

"Estamos felices de traer estos empleos e inversiones a Estados Unidos", señaló Mary Barra, CEO de GM, durante el anuncio en la planta. "Este nuevo vehículo eléctrico es otro paso positivo en nuestro compromiso por un futuro eléctrico. GM continuará invirtiendo en nuestras operaciones de Estados Unidos, donde vemos oportunidades de crecimiento".

Trump, que fue elegido con la promesa de repatriar empleos industriales a Estados Unidos, lanzó una serie de ataques contra GM en los últimos días.

Instó al grupo a reabrir una planta de Ohio, Lordstown, afectada por un plan de recortes que incluye la eliminación de 14,000 puestos de trabajo y el cierre de varias plantas, anunciada en noviembre por la compañía.
"Quiero que los empleos permanezcan en Estados Unidos y quiero que Lordstown (...) reabra o se venda a una empresa que la reabra rápidamente", dijo el mandatario en Twitter.

Fuente: expansion.mx /

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.