Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

trabajador-mentiraNo hablamos de aquellos que mienten en su CV para ingresar a la empresa o de los que pueden cautivar al entrevistado, hablamos de un nivel más avanzado. De acuerdo con Trabajando.com, el 90% de los mentirosos se descubren antes de entrar a trabajar. Entonces, ¿qué sucede con el 10% restante? Podría estar en tu empresa.

La honestidad es una de las competencias más valoradas por los directivos, ésta desarrolla habilidades en el trabajador que benefician a la empresa: comunicación, retroalimentación, proactividad y fidelidad a la marca. Sin embargo, no todos lo entienden: una encuesta realizada por CareerBuilder.com, demostró que el 20% de los trabajadores en una empresa mienten, al menos una vez por semana; también indica que el 15% de los encuestados reconoció haber sido sorprendidos mintiendo. Por su parte, Trabajando.com asegura que 5 de cada 10 profesionistas son mentirosos.

¡Cuidado! Estos mentirosos podrían estar en tu empresa y afectar algo más que el ambiente laboral. De acuerdo con Margarita Chico, directora de Trabajando.com, asegura que las mentiras pueden boicotear el esfuerzo de tu grupo.

“Mentir no es un acto reflejo o una acción inconsciente, los mentirosos lo hacen sabiendo de su acto, es una acción intencionada que puede perjudicar más allá que al trabajador, en ocasiones las mentiras pueden afectar a la marca, la empresa, la reputación del jefe o llegar a boicotear a otros compañeros de trabajo por creérseles una competencia”.

Aquí es donde debemos poner atención. AltoNivel.com.mx y Margarita Chico analizaron a aquellos mentirosos que ‘ya están’ en tu equipo de trabajo y que podrían estar perjudicando tu labor como directivo y el ambiente de tu equipo de trabajo. ¡Pon atención!

• El mentiroso por ‘deformación profesional’

Existen de mentiras a mentiras, sin embargo, todas tienen un final poco feliz. Dan Bobinski, director del Centro para la Excelencia Laboral y profesor de la Universidad Estatal de Idaho en Estados unidos, asegura que mentir se ha convertido en la estrategia perfecta para áreas como marketing y ventas.

“Existe una relación consciente entre el proveedor y el consumidor, en la que ambos saben que existe un porcentaje de falsedad en lo que se promueve, para hacerlo más llamativo y lograr su venta”.

Sin embargo, no deja de ser una mentira. A este mal, Margarita Chico lo clasifica como una ‘deformación profesional’ que se utiliza para quedar bien ante el cliente o el proveedor. Pero… ¿qué sucede cuando la mentira se descubre?

“En estos casos la reputación del profesionista está en juego, inclusive cuando ellos mismos se ‘inflan’ para obtener la cuenta; si no dan el ancho que prometieron, ya sea frente al cliente, proveedor o su jefe; su reputación profesional está en juego, así como la misma reputación de la empresa”, comenta Chico.

¿Cómo identificar la mentira?

Estos mentirosos siempre van a engrandecer sus logros, parecen ser expertos, pues dominan el lenguaje de su profesión, y en algunas ocasiones, pueden llegar a tener una amplia carpeta de clientes.

Si lo que deseas es profundizas en sus perfiles, es muy sencillo, sólo basta con preguntar a las referencias de su trabajo, analizar la lista de contactos y ver cuál ha sido su desempeño en los trabajos anteriores. Recuerda que también puedes tener la opción de contratarlos por periodo de prueba de tres meses, tiempo suficiente para obtener resultados de las habilidades que puedan tener.

• El mentiroso irresponsable

Lo vas a reconocer fácilmente, este tipo de mentiroso pone cualquier pretexto para faltar o para llegar tarde: hubo un accidente vial, el camión en el que venía se descompuso, e inclusive pueden llegar a matar a su abuelita o uno que otro familiar.

“Tuve un caso en las oficinas de Trabajando.com, este muchacho era muy informal en las asistencias y horarios de la empresa, siempre tenía pretextos absurdos para querer justificar su incumplimiento, pero las cosas pueden agravarse”, comenta Chico.

Este personaje llegó un día con una incapacidad del IMSS, donde se especificaba que no podía laboral por un periodo de tres meses, debido a una parálisis facial parcial del rostro. La realidad: había conseguido de manera irregular la incapacidad y el personaje no sufría de ningún padecimiento físico.

¿Cómo identificar la mentira?

En el caso de Trabajando.com, las redes sociales fueron de mucha ayuda, mientras el trabajador decía estar enfermo, las fotografías y viajes que posteaba decían lo contrario. En cualquier otro caso, lo mejor es contar con un médico dentro de la oficina que avale el diagnóstico del IMSS. En caso de que esto no se pueda y exista la sospecha de una mentira por incapacidad, la empresa puede solicitar una auditoria al seguro para ver que la incapacidad sea correcta.

• El mentiroso ‘preparado’

Estos personajes suelen optar por poner la preparación profesional como escudo. Mienten para tener más tiempo para ellos o para salir mucho antes de la oficina, su pretexto: diplomados, cursos, actualizaciones, maestrías y otros asuntos educativos.

¿Cómo identificar la mentira?

Sabemos que la preparación de tus trabajadores es muy importante, sin embargo, debe existir un control entre lo que dice hacer el trabajador y con lo que en realidad hace. En estos casos, el área de RRHH tiene la obligación de pedir un papel donde se acredite al trabajador estar cursando algún diplomado o curso.

Asimismo, es importante que verifiques con la escuela si los datos que proporcionó son verdaderos. ¡Ojo! No quiere decir que el control excesivo es la respuesta, simplemente, se trata de prevenir percances y malos entendidos.

• El mentiroso y el boicoteo profesional

Suelen presentarse cuando no existe un buen ambiente en el equipo de trabajo. Estos personajes pueden llegar a hablar mal de sus compañeros ante los jefes, e inclusive, pueden boicotear el trabajo de sus demás compañeros para beneficio propio. En algunas ocasiones, llegan a ocupar puestos directivos o de media gerencia debido a sus mentiras en contra de sus compañeros.

¿Cómo identificar la mentira?

Con estos personajes debes tener mucho cuidado. Suelen ser carismáticos y caerle bien a todo mundo, sobre todo a los jefes. Suelen aparentar que ellos son los líderes del equipo y que los logros son principalmente de ellos. ¡Cuidado!

Una buena manera de descubrir la mentira es generando una buena comunicación y lazos de confianza en tus equipos de trabajo, esto te ayudará a saber cuando exista algún inconveniente.

Otra forma muy efectiva, y que todas las empresas deberían tener, son resultados medibles y hacerlo de forma individual. Así sabrás quién llega a los resultados y cómo lo hace. Hoy en día existen muchas empresas encargadas de desarrollar softwares que evalúan a sus trabajadores de manera efectiva y bajo objetivos personalizados.

• El mentiroso vulnerable

No tienen piedad de las circunstancias, suelen ponerse en situaciones graves como: violencia intrafamiliar, enfermedades crónico-degenerativas, muertes de familiares o situaciones similares. Estos personajes harán lo imposible por que entiendas la situación. Suelen pedir días o semanas para resolver el problema.

“A lo largo de mi carrera profesional me he topado con este tipo de profesionistas, abusan de las circunstancias creando un ambiente vulnerable para el directivo, provocando inestabilidad en los equipos de trabajo y cuestionando el liderazgo de los directivos”, comenta Margarita.

¿Cómo detectar la mentira?

Puede ser el mentiroso más difícil de descubrir, pues en situaciones como estas, los directivos pueden llegar a ceder bajo las circunstancias. Sin embargo, la constancia puede ser un factor muy importante para descubrir las mentiras, si esta persona pone pretextos similares de manera constante, puedes realizar un sondeo con los compañeros de trabajo, esto te permitirá ver si las historias son verdaderas o no.

Disciplina, la clave para ahuyentar mentirosos

La realidad es que el 100% de las empresas están expuestas a tener, en mayor o menor porcentaje, este tipo de personajes en sus filas, sin embargo, la experta en temas laborales asegura que existen algunos puntos que te ayudarán a disminuir estos casos:

1. Genera un clima de confianza. Es muy importante crear un ambiente de comunicación asertiva en ambas direcciones Tu gente debe tener la confianza de explicar lo que sucede, de pedir permiso cuando se debe y de asumir los roles que les corresponden. Y estos se puede lograr abriendo diálogos y cultivando confianza.

2. Las reglas, la disciplina. Hay cosas que pueden pasar desapercibidas, pero también existen reglas fundamentales que no pueden romperse, como: la puntualidad para eventos y juntas, la hora de entrada – salida, las fechas límites de entrega, los calendarios de proyectos, etc. Estas reglas debes dejarlas claras desde el principio y, como en todo, especificar las consecuencias de no cumplir con ellas y ejecutarlas.

3. Los ascensos y promociones. ¡Cuidado con los boicoteadores o con los jefes controladores! Este es el mejor consejo para evitar competencias. Chico recomienda explicarles a tus colaboradores que las promociones, ascensos y aumento de salario se dan bajo proyectos medibles, esto evitará riñas y peleas internas.

4. Verifica y comprueba… Todo, antes que sea tarde. Ahora existen distintos medios para investigar a tus posibles empleados, ¡hazlo! Evita sorpresas que puedan perjudicar tu reputación como directivo y la de tu empresa.

5. Predica con el ejemplo. Es muy importante y los grandes líderes lo hacen. Los empleados son el reflejo de sus directivos, asegúrate de actuar acorde a las reglas de la empresa, evita circunstancias que puedan dar como resultado ‘grandes pretextos’.

¿Qué otros tipos de mentirosos conoces? ¿Qué estrategias empleas para descubrirlos?

Fuente: www.altonivel.com.mx / POR: Tatiana Gutiérrez

Te puede interesar...

Boletín ¡Gratis!

Suscríbase para recibir novedades, regalos y artículos

Su email jamás será compartido con nadie. Odiamos el spam.